FACUA Sevilla reclama al Ayuntamiento que dé detalles de los productos de Sola Ricca retirados

La asociación insta también al Consistorio a que aclare si estos alimentos llegaron a ponerse a la venta al público.

FACUA Sevilla reclama al Ayuntamiento que dé detalles de los productos de Sola Ricca retirados
Sala de venta de Sola Ricca en Sevilla. Imagen: Sola Ricca.

FACUA Sevilla reclama al Ayuntamiento de la ciudad que dé detalles suficientes de los productos de Sola Ricca que han sido retirados por la Policía Local por encontrarse caducados o sin etiquetado, y que informe de si llegaron a ponerse a la venta al público, para que, en caso afirmativo, los usuarios puedan identificarlos correctamente y abstenerse de comprarlos o consumirlos.

En cualquier caso, la asociación llama a los consumidores a que, si han adquirido recientemente alimentos de Sola Ricca, comprueben que en el etiquetado aparece una fecha de caducidad, y que ésta no sea anterior a aquella en la que compraron el producto, para descartar que se trate de estos productos.

De igual forma, insta también al Ayuntamiento de Sevilla a que detalle a qué empresas distribuye Sola Ricca sus productos, para que los usuarios tengan toda la información posible y puedan identificar correctamente aquellos que pertenecen a esta mercantil y, por tanto, podrían encontrarse caducados o sin etiquetado.

FACUA Sevilla, además, exige al Ayuntamiento que realice planes de inspección suficientes en establecimientos de venta de productos alimentarios para evitar este tipo de situaciones, más aún teniendo en cuenta los últimos escandalos como el de Magrudis y unas fechas, Navidad, en la que se dispara la compra y consumo de alimentos.

Según ha trascendido a los medios de comunicación, la Policía Local acudió este lunes 16 de diciembre a la sede de la empresa Sola Ricca a raíz de una denuncia. Allí, tras la inspección, han precintado 30.000 kilogramos de alimentos que estaban caducados o sin etiquetado.

Durante la inspección, la Policía Local encontró solomillo de cerdo, panceta y algunos tipos de queso, entre otros alimentos. Según han informado los medios, todos estaban a la venta, tanto del público en general como de las empresas a las que provee de alimentos a diario.

Sola Ricca, por su parte, ha señalado en un comunicado que la inspección se ha debido a una denuncia falsa de un antiguo trabajador y que lo único que fue encontrado sin las debidas garantías fue un palé de queso, que estaría separado del resto para ser destruido.

Ya somos 227.031