Las personas en situación de dependencia deben esperar una media 426 días para ser atendidos

Las comunidades con más retraso son Canarias, Extremadura, Andalucía y Cataluña.

Las personas en situación de dependencia deben esperar una media 426 días para ser atendidos

Las personas en situación de dependencia deben esperar una media de 426 días para que sus expedientes se resuelvan y sean atendidos.

Es uno de los datos que ha hecho público la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales (Aedgs) a partir de un borrador del Imserso al que ha tenido acceso fruto del compromiso de transparencia integrado en el llamado Pacto de Estado por la dependencia. Así, según han recogido distintos medios de comunicación, Canarias, con 785 días, Extremadura (675 días), Andalucía (621 días) y Cataluña (576 días) son las comunidades autónomas donde los dependientes deben esperar mayor tiempo a la espera de que les sea concedida la ayuda.

Esta asociación ha denunciado que, si bien el plazo máximo para resolver un expediente se sitúa en seis meses (180 días) sólo hay cuatro territorios por debajo de esa cantidad: Ceuta, con 70 días; Melilla, con 170 días; País Vasco, con 137 días; y Navarra con 155 días. De aquellas que superan el plazo, Castilla y León es la que lo hace por menos, con 191 días de espera.

La Aedgs también ha informado de que, por primera vez desde 2016, el número de personas con el derecho reconocido a dependencia en espera de atención ha aumentado de 378.605 a 422.959, de las cuales más de la mitad son andaluzas (123.000) y catalanas (103.000). El incremento ha sido de más de un 10% entre enero y noviembre.

Según la asociación, en 2019 estima que habrá unas 31.000 personas que podrían llegar a fallecer mientras esperan a que sea resuelto su expediente y recibir la prestación o servicio, teniendo en cuenta que más de la mitad de personas solicitantes tienen más de 85 años.

Por otro lado, también facilitan el dato de que el 75% de las personas que atienden a personas dependientes son sus hijas, madres o parejas, y alerta de que, junto a la brecha de género que esto supone, la demora en ofrecer servicios de asistencia provoca grandes sobrecargas familiares.

Ya somos 228.741