Motor y viajes

Bicicletas para luchar contra la desigualdad de género

El Ayuntamiento de Sevilla invertirá 26.000 euros en fomentar el incremento del uso de este medio de transporte, más saludable y sostenible, entre las que menos lo utilizan: las mujeres.

Por Ángeles Castellano

No hace demasiado fumar, beber, conducir un coche o trabajar como bombero o policía eran actividades exclusivamente masculinas en España. Montar en bicicleta, también. Y aunque hoy se dé por hecho que el acceso a este medio de transporte es igualitario, sigue sin serlo. Según los datos que maneja el Ayuntamiento de Sevilla, actualmente sólo entre el 30 y el 40% de los usuarios de la bicicleta, son mujeres. Para paliar esta situación, disminuir la brecha de género y fomentar una movilidad más sostenible, este organismo ha licitado las condiciones para la adjudicación del proyecto Mujeres en bici por Sevilla, financiado con 26.136 euros, y que consiste fundamentalmente en enseñar a las mujeres de entre 18 y 65 años a montar en bicicleta.

La bicicleta ha sido un elemento emancipador desde los inicios del feminismo. En el siglo XIX, montar en bici fue un símbolo de libertad asociado al movimiento sufragista, entre otros. Los médicos llegaron a inventarse una enfermedad para evitar el acceso de las mujeres a este medio de transporte, con una sintomatología que pasaba por "suprimir o dejar menstruaciones irregulares y terriblemente doloras y quizás sembrar las semillas de futuras enfermedades", según relataba un periódico de 1895, o incluso un peligroso aumento de la libido (que se podía evitar gracias a un modelo específico de sillín, más rígido y sin apenas relleno).

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 45.043