Vodafone indemniza con 176 euros a una usuaria a la que le perdió un móvil que entregó para su arreglo

FACUA Almería reclamó que le reintegrara el importe que le había costado el teléfono o le diera uno nuevo. La compañía nunca encontró el terminal extraviado.

Vodafone indemniza con 176 euros a una usuaria a la que le perdió un móvil que entregó para su arreglo

Tras la actuación de FACUA Almería, Vodafone ha indemnizado con 176 euros a una usuaria a la que le perdió un teléfono móvil que entregó al servicio técnico de la compañía para su arreglo mientras aún se encontraba en garantía.

Ana P.A., residente en la localidad almeriense de Níjar, adquirió en julio de 2016 un terminal móvil Alcatel Vodafone Smart Ultra 7 a la propia compañía por 175,87 euros. En mayo de 2018, estando aún en garantía, acudió a una tienda de la empresa para entregar el móvil para su reparación, ya que la batería había dejado de cargar, los altavoces no funcionaban correctamente y se apagaba constantemente.

La usuaria recibió el móvil unos días después, supuestamente reparado, pero comprobó que seguía dando problemas. Hasta en cuatro ocasiones tuvo que llevarlo a la tienda, ya que los fallos persistían pese a que desde Vodafone se le decía que lo habían reparado.

Vodafone decidió finalmente hacerle entrega de un móvil nuevo, sin llegar a devolverle nunca el original. Sin embargo, Ana se dio cuenta de que este supuesto nuevo terminal se encontraba en pésimas condiciones, con evidencias de que realmente era un teléfono usado. Se lo entregaron sin caja ni cargador, y el plástico protector se encontraba desgastado. Además, también presentaba problemas de funcionamiento.

Así, Ana interpuso una hoja de reclamaciones contra el establecimiento, exigiendo que le devolvieran el teléfono que entregó para su reparación o, en todo caso, le hicieran entrega de uno que realmente fuera nuevo. Posteriormente, fue una vez más a la tienda para solicitar el terminal. Para su sorpresa, el local había echado el cierre.

Ante esta situación, la usuaria decidió acudir a FACUA Almería para que ejerciera acciones en defensa de sus derechos. El equipo jurídico de la asociación se dirigió a Vodafone para reclamar que le devolviera el teléfono, le entregara uno nuevo o le abonara el precio del terminal defectuoso. La compañía, sin embargo, indicó de forma reiterada que la tienda estaba abierta y que el móvil estaba reparado y listo para recoger.

FACUA Almería tuvo que dirigirse en varias ocasiones a Vodafone, e incluso llegó a enviar fotografías que acreditaban el cierre de de la tienda para demostrar que el terminal no estaba localizable donde la compañía aseguraba.

Finalmente, Vodafone no ha tenido más remedio que reconocer que el teléfono se habia perdido. "Tras comprobar los hechos reclamados acerca del paradero del terminal, informarles de que hemos procedido a realizar una transferencia por un importe de 175,97 euros, impuestos indirectos incluidos, valor del teléfono Vodafone Smart Ultra 7", ha indicado.

Ya somos 247.980