FACUA recuerda a los afectados por la explosión de la petroquímica de Tarragona que pueden reclamar daños

La asociación recuerda que la propietaria de la planta, Industrias Químicas del Óxido de Etileno, debe hacerse cargo de los perjuicios ocasionados por la deflagración del pasado martes 14 de enero.

FACUA recuerda a los afectados por la explosión de la petroquímica de Tarragona que pueden reclamar daños
Planta química de La Canonja, Tarragona. | Imagen: Fabián A. Pons/Europa Press.

FACUA-Consumidores en Acción está recibiendo consultas de familiares de heridos en el accidente ocurrido en la planta petroquímica La Canonja, de Tarragona. En este sentido, informa a los afectados por la explosión en la empresa Industrias Químicas del Óxido de Etileno (Iqoxe) de que pueden reclamar a la empresa indemnizaciones por los daños ocasionados como consecuencia de este suceso.

FACUA y su asociación en Cataluña quieren hacer llegar sus condolencias a la familia y los allegados de los fallecidos a consecuencia del accidente y también manifestar su solidaridad con los heridos.

La asociación reclama celeridad en la investigación sobre lo ocurrido y que se depuren responsabilidades por las consecuencias tan graves que ha tenido el accidente. Al margen de la investigación interna que puede estar realizando la empresa, como no podía ser menos, la asociación urge a los responsables policiales y a la Generalitat a llevar a cabo su propia investigación, con el objetivo de evitar nuevos accidentes en el futuro.

De momento, salvo que de las investigaciones que se realicen se esclarezcan nuevos hechos, los usuarios deben presentar sus reclamaciones ante Industrias Químicas del Óxido de Etileno (Iqoxe), del grupo empresarial Cristian Lay con sede en Jerez de los Caballeros (Badajoz), pidiendo indemnizaciones por todos los daños y perjuicios que pudieran haber sufrido, con independencia de su naturaleza, tanto morales como patrimoniales, que se deriven de la explosión del polo químico. Así lo señala el artículo 1902 del Código Civil al indicar que "el que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado".

La asociación recuerda a los afectados que tienen de plazo hasta un año desde el suceso para presentar sus reclamaciones, según indica el artículo 1.968 del Código Civil.

La explosión en la planta química se produjo el martes 14 de enero poco antes de las siete de la tarde por causas que aún se desconocen y ha costado la vida a tres personas y ha dejado siete heridos y numerosos daños estructurales y en vehículos causados por los materiales que salieron despedidos.

Más información de protocolo de actuación ante estos sucesos

FACUA considera alarmante que los servicios de Emergencias de la Generalitat no recibieran la llamada de aviso que la empresa debía haber realizado para notificar el suceso. Según publican varios medios, fuentes de este departamento explican que la dimensión de lo ocurrido no se conoció hasta 40 minutos después de la deflagración, con el consiguiente retraso en las labores de contención y extinción.

Según el protocolo vigente, las alarmas suenan cuando se activa el nivel 3, cosa que no sucedió en Tarragona, que sólo llegó al nivel 2, al no tratarse de un compuesto tóxico para la población.

Sin embargo, el protocolo señala que la empresa debe proceder a avisar tanto a Emergencias como al 112 en una llamada cuando se dan este tipo de sucesos, con el fin de confirmar de qué compañía se trata y cuál es el grado de peligrosidad del incidente, qué sustancias están implicadas, así como qué productos se elaboran. Todo para definir si el tipo de incidente que se ha producido es, por ejemplo, un incendio o una explosión y la gravedad del mismo.

Ya somos 227.028