Bio

Circos del maltrato

El modelo de circo con animales sometidos, amaestrados y maltratados está en extinción aunque en España todavía hay una treintena de animales sometidos en media docena de circos.

Por Ricardo Gamaza

Hacer equilibrios sobre pelotas, montar en bicicleta, conducir motocicletas, cruzar aros de fuego, bailar, saltar, fumar, aguantarse sobre dos patas, levantarse? son parte de los números antinaturales que los animales en los circos deben interpretar después de un largo proceso de entrenamiento y de dominio hasta que se consigue anular su voluntad. Según la Asociación de Defensa de Derecho Animal (ADDA), los circos con animales suponen "una agresión física y psicológica, a través de duras técnicas en las que se les fuerza a actuar de forma contraria a como lo harían en la naturaleza". Esta ONG, fundada en 1976, resalta que "los distintos y constantes ensayos tienen como objetivo conseguir el absoluto control del animal, asustándolos y angustiándolos hasta conseguir anular su instinto natural y voluntad".

Constantes desplazamientos de un país a otro, así como bruscos cambios de temperatura y clima son otros de los factores que afectan de forma muy negativa a los animales. Las condiciones de transporte en camiones-jaula, de pocos e insuficientes metros cuadrados, imposibilitan el mínimo de confort siendo además, el habitáculo permanente y obligatorio para especies como grandes felinos y osos.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

EN ESTE NÚMERO

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 42.181