Móviles y niños, hasta en los anuncios de ropa

Dos niños con teléfonos móviles protagonizan una campaña de C&A.

Tras la campaña de Airtel de las navidades de 1997 ("Hola, soy Edu, feliz Navidad"), los niños dejaron de aparecer en los anuncios de telefonía móvil durante varios años. Pero hoy son un objetivo más de las multinacionales de la telefonía móvil: el año pasado, Movistar lanzó en España un móvil específicamente dirigido a los más pequeños y hasta Disney ha hecho lo propio en EE.UU.

Presentar a los niños en situaciones propias de la vida cotidiana habrá sido posiblemente el motivo por el que la cadena de tiendas de ropa C&A haya lanzado una, en opinión de FACUA, criticable campaña, protagonizada con dos críos hablando con sendos teléfonos móviles.

Aunque acabar con la presencia de niños en los anuncios de telefonía móvil es una tarea imposible sin una ley de por medio, los anunciantes de otros productos deberían tomar conciencia de lo inadecuado que resulta contribuir con el fomento de un producto que puede causarles problemas de concentración durante el estudio e incluso adicción, a lo que hay que añadir la incertidumbre sobre si las radiaciones de la telefonía móvil son peligrosas para la salud.

Baste recordar estudios como el Informe Steward, realizado en 2000 por encargo del Parlamento británico, que desaconseja el uso de móviles por niños y adolescentes menores de 16 años ya que si la exposición a ondas electromagnéticas provocara efectos nocivos para la salud, éstos serían, en todo caso, más vulnerables a dichos efectos que los adultos.

Ya somos 198.108