Tras la acción de FACUA, Iberdrola devuelve 3.400 euros a un usuario al que acusó de engancharse a la luz

La Junta de Castilla y León consideró improcedente la refacturación que la eléctrica había realizado al afectado por el tiempo en que supuestamente estuvo conectado clandestinamente.

Tras la acción de FACUA, Iberdrola devuelve 3.400 euros a un usuario al que acusó de engancharse a la luz
Imagen: flickr.com/aiaraldea (CC BY-SA 2.0).

Tras reclamar FACUA Castilla y León, Iberdrola ha devuelto 3.400 euros de una refacturación a un usuario al que acusó de engancharse de forma ilegal a la luz.

F.D.P., residente en el municipio de Virues, en Burgos, recibió a finales de 2018 una visita de un técnico de Iberdrola para revisar la instalación de electricidad y el contador. Tras la inspección, comunicó al usuario que había una toma paralela -un enganche- que no pasaba por el contador e iba al interior de su casa. Pese a la explicación del usuario de que dichos cables los había colocado allí una empresa de paneles solares que contrató -que no llegó a terminarle la instalación- y que nunca habían sido usados -los bornes aún estaban precintados-, el técnico procedió a interrumpirle el suministro que tenía contratado con Iberdrola hasta que regularizara la situación y se eliminara el supuesto enganche.

El usuario contactó entonces con la compañía eléctrica para que le indicara cómo debía proceder para tener energía, donde le facilitaron la información que debía suministrarle al instalador para realizar los trabajos necesarios para resolver el problema y restablecer la luz, lo cual hizo inmediatamente.

Pese a ello, no sólo tardó en volver a suministrarle la enegía, sino que le envió una factura de 3.409 euros por todo el tiempo en el que la compañía aseguraba que el usuario había estado conectado de forma clandestina, que el afectado se apresuró a pagar pese a no corresponderle para conseguir de nuevo luz en su domicilio. Tuvo que esperar, sin embargo, seis meses para que Iberdrola le restableciera el suministro, viéndose obligado a comprar un generador para tener electricidad durante todo ese tiempo.

El afectado, por tanto, decidió acudir a FACUA Castilla y León para que ejerciera acciones en defensa de sus derechos. El equipo jurídico de la asociación se dirigió a Iberdrola para exigirle la devolución de los 3.409 euros, ya que el usuario nunca había realizado el enganche del que le acusaba la compañía.

En su escrito, FACUA Castilla y León alegó que el informe del técnico de la eléctrica no podía ser prueba suficiente de que se había realizado una conexión ilegal. En este sentido, la asociación recordó que la Dirección General de Energía de la Comunidad Valenciana había clarificado en una resolución que "los técnicos remitidos por las empresas distribuidoras no gozan de la condición de agente de la autoridad y que, en consecuencia, las actas no poseen una veracidad absoluta e indiscutible".

Iberdrola, en su respuesta, se nego a atender la reclamación de FACUA Castilla y León y siguió acusando al usuario de conectarse a la luz. "Se localizó una derivación de electricidad antes de contador (enganche directo) consistente en una borna de conexión conectada dentro del tubo por el qe pasa la acomedita que suministra al cliente", alegó.

La asociación decidió plantear una denuncia contra la empresa ante la Sección de Industria y Energía de la Junta de Castilla y León, quien finalmente resolvió a favor del afectado.

"La facturación complementaria realizada por la empresa no resulta ajustada a derecho, por cuanto NO se refiere al cálculo de la energía consumida partienda de la potencia que se hubiera debido contratar para la presunta conexión clandestina. [...] De hecho, el cálculo de energía no facturada debería haberse realizado a partir de los datos propios de dicha conexión clandestina, sobre la cual no se aporta dato alguno de partida más que una fotografía que no muestra consumo alguno en ese momento", afirmó.

La Junta, por tanto, resolvió que dicha factura no era "ajustada a la legalidad, debiendo reintegrarse el importe abonado por el reclamante". El usuario ya ha recibido la devolución de los 3.400 euros.

Ya somos 227.025