Es la mayor sanción impuesta por la autoridad polaca

Polonia multa con casi 30 millones de euros a Volkswagen por el fraude de las emisiones

El presidente de la Oficina de Defensa del Consumidor polaca Marek Niechcial acusa a la automovilística de engañar a los consumidores al afirmar que sus vehículos eran ecológicos.

Polonia multa con casi 30 millones de euros a Volkswagen por el fraude de las emisiones
Imagen: flickr.com/lordhumphreysthefirst (CC BY-ND 2.0).

La Oficina de Defensa del Consumidor de Polonia (Uokik) ha impuesto una multa de algo más de 28 millones de euros al fabricante alemán de automóviles Volkswagen por el escándalo de las emisiones contaminantes conocido como dieselgate. Se trata de la mayor sanción impuesta por la autoridad polaca.

En un comunicado, la Uokik ha señalado que Volkswagen utilizó el software de control del motor EA 189 EU 5 en automóviles Volkswagen, Audi, Seat y Skoda fabricados después de 2008. Este software manipulaba los valores de óxido de nitrógeno que emitía el vehículo cuando estaba en una estación de prueba para reducirlos, mientras que estos niveles aumentaban durante el uso normal. Por tanto, la autoridad polaca ha indicado que "estos valores diferían significativamente de los declarados a los consumidores en materiales publicitarios y documentos de aprobación". "Además", ha añadido, "la compañía emitió pautas para los distribuidores que indicaban que debían ignorar las quejas legítimas de los consumidores relacionadas con las emisiones de óxido de nitrógeno".

"Volkswagen manipuló los indicadores de emisiones, engañando a los consumidores al afirmar que sus vehículos eran ecológicos. La conciencia ambiental de los polacos está creciendo, por lo que muchas personas podrían haber elegido deliberadamente automóviles que emitieran sustancias menos dañinas", ha indicado Marek Niechcial, presidente de Uokik.

Asimismo, la Uokik ha informado de que la Oficina del Fiscal Regional en Varsovia también se ha unido a los procedimientos llevados a cabo por la Oficina de Defensa del Consumidor polaca.

Niechcial ha señalado en el comunicado que para establecer la sanción tuvo en cuenta que "la práctica duró ocho años" -desde 2008 a 2016-: "Durante la investigación nunca hubo propuestas de solución amistosa por parte del grupo. La compañía actuó en detrimento de los usuarios porque hizo recomendaciones poco éticas de que los distribuidores no deberían aceptar quejas legítimas de los consumidores. La información incorrecta en los materiales publicitarios causó desinformación; dicha información se refería a la actitud ecológica de Volkswagen, mientras que, de hecho, los automóviles no lo eran. Manipular las emisiones de escape es negar una actitud respetuosa con el medio ambiente". La decisión de la Oficina no es definitiva, ya que se puede apelar en la corte.

Por su parte, el grupo Volkswagen Polska ha declarado que "no veía ninguna base jurídica para la sanción impuesta por Uokik". "En nuestra opinión, el presidente del Uokik inició un procedimiento contra una entidad inadecuada ya que Volkswagen Group Polska es un importador de vehículos y no tiene conocimiento del problema de las emisiones de óxidos de nitrógeno en los motores EA189", ha afirmadoen un comunicado recibido por AFP.

"Después de recibir y analizar la decisión del Uokik, tomaremos las medidas adecuadas", ha indicado el grupo, que reivindica la posición de primer distribuidor de vehículos nuevos en Polonia con 29% del mercado en 2018.

Ya somos 248.495