Banca

La revolución circular

La crisis del coronavirus supone una oportunidad para iniciar los pasos hacia el cambio del sistema de producción actual.

Por Ricardo Gamaza

La crisis del coronavirus supone también una oportunidad para iniciar los pasos hacia el cambio del sistema de producción actual que agota recursos y genera residuos continuamente, por una economía circular en la que el consumidor debe ser consciente de su papel protagonista en la revolución circular.

Desde hace siglos, nuestras economías han desarrollado un patrón de crecimiento sustentado en la secuencia de fabricar, consumir y eliminar. Un modelo lineal basado en la hipótesis de la abundancia, disponibilidad, facilidad de obtención y eliminación barata de los recursos. Pero la realidad es que vivimos en un mundo con recursos limitados, en el que la demanda y la competencia por unos recursos finitos y a veces escasos seguirán creciendo. Mientras la presión sobre los bienes se acentúa, la degradación y fragilidad del medio ambiente aumenta, por lo que es urgente mejorar el aprovechamiento de lo que tenemos.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 44.909