FACUA Sevilla pide al Consistorio multar al Consejo de Cofradías al no devolver el importe de las sillas

La asociación critica que el Consejo posponga tomar una decisión hasta el fin del estado de alarma.

FACUA Sevilla pide al Consistorio multar al Consejo de Cofradías al no devolver el importe de las sillas
Imagen: Flickr.com/canalsurradioytv (CC BY-ND 2.0).

FACUA Sevilla insta al Ayuntamiento de la capital a multar al Consejo General de Hermandades y Cofradías de la Ciudad de Sevilla por no devolver el importe de los abonos de las sillas y palcos para ver la Semana Santa. Tras la reclamación de la asociación, el Consejo ha señalado que pospone tomar una decisión hasta que no se levante el estado de alarma.

Así, el Consejo ha señalado que "respecto a lo que afecta a los fondos obtenidos por la explotación de las sillas y palcos, no es una decisión que la Junta Superior pueda tomar por sí misma, ya que dicho efectivo no es propiedad de la institución, sino de las Hermandades a las que representa".

"Son ellas las que tienen la última palabra", continúa, "y serán convocadas cuando pase esta crisis sanitaria, para tomar una resolución colegiada, la más beneficiosa posible para las cofradías y los propios abonados, con los que seremos especialmente sensibles, teniendo en cuenta las circunstancias económicas, jurídicas y sociales".

FACUA Sevilla critica la negativa a devolver inmediatamente el importe de los abonos, más aún cuando ya hay hermandades que se han pronunciado apoyando el reembolso. Así, el hermano mayor de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, ha señalado en el Diario de Sevilla que "no debe haber problema alguno en devolverlo a quien pertenece, que es la gente que ha pagado", puesto que la ciudadanía "no ha podido disfrutar de la Semana Santa".

En los mismos términos se ha expresado al mismo diario el hermano mayor de la Hermandad de los Estudiantes, Jesús Resa, al considerar que "se trata de una cuestión moral y entiende que el dinero debe volver a las familias, máxime en los tiempos de fuerte crisis que se avecinan".

El Ayuntamiento de Sevilla anunció el 14 de marzo en un comunicado que quedaban suspendidas las procesiones de las hermandades y cofradías de Sevilla para la Semana Santa 2020. Desde esa fecha, numerosos usuarios que habían adquirido ya su abono para las sillas o palcos para ver los pasos han contactado con FACUA Sevilla para poner de manifiesto que la entidad concesionaria de este servicio, el Consejo de Hermandades y Cofradías, no atiende a sus reclamaciones de devolución del dinero.

En este sentido, FACUA Sevilla recuerda al Gobierno municipal su competencia sancionadora en caso de que el Consejo de Hermandades y Cofradías incumpla su obligación de devolver el importe de las sillas y palcos, de acuerdo al artículo 29.2 de dicha ley, "para imponer las sanciones pecuniarias previstas" en la Ley 13/1999, de 15 de diciembre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía, "para las infracciones leves y graves hasta el límite de 30.050,61 euros cuando el espectáculo o la actividad recreativa de que se trate únicamente se encuentre sometida a los medios de intervención municipal".

La ley de espectáculos públicos establece la devolución

La asociación señala que la prestación del servicio de sillas y palcos para ver la carrera oficial de la Semana Santa en Sevilla debe entenderse dentro del concepto de espectáculo público establecido por la Ley 13/1999, de 15 de diciembre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía, en su artículo 1, que lo define como "toda función o distracción que se ofrezca públicamente para la diversión o contemplación intelectual y que se dirija a atraer la atención de los espectadores".

Teniendo en cuenta esto, FACUA Sevilla indica que el artículo 15 de la Ley 13/1999 establece como un derecho de los espectadores y asistentes el de "la devolución, en los términos que reglamentariamente se determinen, de las cantidades satisfechas por la localidad o billete y, en su caso, de la parte proporcional del abono cuando el espectáculo sea suspendido o sea modificado en sus aspectos esenciales, todo ello sin perjuicio de las reclamaciones que, conforme a la legislación civil o mercantil, pudieran plantear".

Únete a la plataforma de #AfectadosCovid-19
Ya somos 8.446