Bio

El virus de la insolidaridad que infecta a Europa

La Unión Europea se ha cimentado sobre los principios y reglas del mercado y el capital, dejando en segundo plano valores sociales y solidarios.

Por Olga Ruiz Legido

Hay una Europa del capital y una Europa de las personas. Una Europa de mercaderes y una Europa de la ciudadanía. Una Europa insolidaria, prepotente y carente de empatía con los vulnerables y una Europa solidaria, equitativa, humanista y sensible al sufrimiento de los pueblos. La primera está instalada en sus instituciones, las controla y gobierna con mano férrea. La primera estranguló economías y empobreció a millones de personas en la última crisis económica de 2008. La segunda debería ser la tabla de salvación en este naufragio provocado por la crisis sanitaria mundial del Covid-19.

La Unión Europea nace con objetivos de paz y orden social y económico tras dos guerras mundiales, pero se ha cimentado sobre los principios y reglas del mercado y el capital, dejando en segundo plano los valores de una Europa social y solidaria.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 44.909