Ocio

El niño del ukelele y el apoyo a los profesionales locales

Es el momento de apoyar a los artistas locales, a los creadores de contenido sin cuyo ingenio el confinamiento sería mucho más duro.

Por Jesús Acevedo

El sector de la cultura está siendo un sector muy castigado por la situación actual y una mínima vía de escape o salvoconducto van a ser los beneficios que obtengan por las reproducciones de sus historias en su canales oficiales. Y si no me entendéis os pongo varios ejemplos. Existen profesionales del humor como Los Morancos, cuyos videos sirven no sólo para dejarnos un legado cultural del arte que tienen #quenosepuedeaguantar, sino que las parodias de las Rosalías y similares suponen una vía adicional y fantástica a los tradicionales anuncios de televisión en la era del 2.0 y sucesivos. También están los amigos de Mundo Ficción, los famosos Alfonso Sánchez y Alberto López, que han amenizado la cuarentena con videos en donde sus famosos compadres sobreviven a la cuarentena como buenamente pueden y con un plato de jamón. Pues bien, las reproducciones de los vídeos en los canales de YouTube y Facebook TV pueden llegar a reportar unos mínimos ingresos alternativos para la productora que los acoge, además de servir de vía de promoción de su última película Para toda la muerte, que ya estáis tardando en ir a ver en las plataformas digitales.

Sin embargo, hay otra realidad, la de artistas y humoristas locales como Jose Luis Calero o El niño del Ukelele, cuyos videos no han dejado de compartirse en nuestros móviles durante la cuarentena, el primero de ellos por proponernos actitudes alternativas para celebrar la Semana Santa durante el confinamiento, y el segundo por haber compuesto una de las Cancionoticias que presenta todos los jueves en el programa del Yuyu, sobre el coronavirus 19 o 22 y disfrazado del mismo.

En mis grupos de mensajería instantánea no dejaban de compartirse los videos de uno y de otro, una y otra vez, gastándome megas y megas de mi tarifa de teléfono y, por supuesto, almacenamiento en la tarjeta SD de mi móvil... Pero sin ayudar a estos artistas con una simple visita en YouTube para posicionarse un poquito mejor entre los millones de videos que existen en la plataforma y, por supuesto, si remunerarlos ni con unas deleznables milésimas de céntimo por su esfuerzo y valentía al exponerse al público en general con el objetivo de hacer reír y ayudar durante unos minutos a hacer más llevadero el enclaustramiento generalizado. Adopta a un tieso, visita a un artista, enlaza el contenido de su canal.

Posiblemente no hayamos compartido tanto contenido digital como lo hemos venido haciendo en las últimas semanas. Los grupos de WhatsApp han estado sumando notificaciones a diestro y siniestro. Y mientras, megas y megas de video y audio que empiezan a colapsar y las tarjetas de memoria de nuestros dispositivos electrónicos acumulan una saturación de chistes y de memes que demuestran el ingenio y el talento que derrochan los usuarios y consumidores de nuestra tierra. Mientras que todo ese humor y ese entretenimiento nos salga gratis y no nos cueste ni un duro, preferimos no generar ingresos a los humoristas, monologuistas, cantantes y, en cualquier caso, artistas que han dedicado un momento de sus vidas a hacernos reír.

Ahora es el momento de apoyar al negocio local, pero también a los artistas locales, a los creadores de contenido sin cuyo ingenio el confinamiento sería mucho más duro.

Dadle más visitas al @ninodelukelele y no malgastéis tantos megas llevando de un sitio a otro sus videos. Esto también es cultura digital, esto también es no colapsar las redes, esto también es convivencia. Y de esto también salimos todos juntos. Pero con humor.

__________

Jesús Acevedo es abogado y mediador.

*La foto de encabezamiento es del canal de Youtube de El Niño del Ukelele.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 46.083