Tras Movistar y Vodafone, el grupo MásMóvil: a petición de FACUA, sus compañías no bloquearán prepagos

El grupo ha comunicado a la asociación que extiende el plazo para recargar las líneas de prepago desde el 14 de abril hasta que dure el estado de alarma. Orange todavía no ha dado respuesta.

Tras Movistar y Vodafone, el grupo MásMóvil: a petición de FACUA, sus compañías no bloquearán prepagos
Imagen: Europa Press.

El grupo MásMóvil (también propietario de las marcas Yoigo, Pepephone, Lebara y Llamaya) tampoco bloqueará las líneas prepago que no recarguen saldo durante el tiempo que dure el estado de alarma. Acepta así a la petición de FACUA-Consumidores en Acción de mantener todas las funcionalidades de estas numeraciones mientras dure esta situación y abstenerse de dar de baja a ningún usuario por haber agotado los plazos para realizar recargas.

Se trata de tercer gran grupo de telecomunicaciones, tras Movistar y Vodafone, que adopta las medidas reivindicadas por la asociación el pasado 7 de abril. De momento, Orange continúa sin atender a la petición de FACUA y sigue bloqueando las líneas prepago de los usuarios que no recargan saldo.

El grupo MásMóvil ha comunicado a FACUA que "ha decidido extender el plazo de validez de las tarjetas prepago de sus clientes" que podrán "seguir recibiendo llamadas, SMS o hacer llamadas de emergencia durante el tiempo que dure esta situación". "La extensión de la validez de las tarjetas prepago se aplicará de forma inmediata a partir de hoy [14 de abril] a los clientes de sus marcas MásMóvil, Yoigo, Pepephone, Lebara, y Llamaya y se mantendrá vigente hasta que se normalice la situación", añade el comunicado.

FACUA advierte de que hay personas que en estos momentos no están en condiciones de realizar recargas pero necesitan estar comunicados con familiares, amigos y servicios sanitarios, advierte la asociación. Las condiciones contractuales establecidas por las compañías establecen que si un usuario de prepago no realiza una recarga en un determinado plazo, su línea pasa a tener bloqueadas las llamadas salientes -aunque tenga saldo- y posteriormente queda completamente desactivada.

En el caso de MásMóvil, las condiciones contractuales de las tarjetas prepago establecen que la compañía "considerará inactivo cuando transcurran 4 meses seguidos sin haberse efectuado ningún consumo de servicios facturables". "Durante el período de 30 días a partir de la fecha de suspensión del servicio", el usuario podrá recibir llamadas y recibir SMS. Si pasado ese periodo de 30 días se sigue sin añadir saldo a la línea, "se bloqueará también la recepción de llamadas y SMS. Una vez cumplidos 90 días desde la fecha de la suspensión sin que haya cesado la causa, MásMóvil bloqueará la tarjeta SIM permanentemente".

Espera que el resto de compañías hagan lo mismo

La asociación espera que tras la decisión de Movistar, Vodafone y el grupo MásMóvil, la compañía Orange y el conjunto de opeadores móviles virtuales estén a la altura de las circunstancias y acepten también la petición.

FACUA se había dirigido al Ministerio de Consumo y la Vicepresidencia segunda del Gobierno para que valorasen la aprobación de la medida incorporándola a las órdenes y reales decretos con medidas sociales que se están aprobando durante el estado de alarma, así como para que se impusiese la medida a los operadores que no atiendiesen a la peticion de la asociación.

Únete a la plataforma de #AfectadosCovid-19
Ya somos 8.729