FACUA aconseja estudiar las condiciones de los préstamos hipotecarios antes de cambiarlos

Las comisiones de cancelación y los gastos notariales bajarán en casos de novación y subrogación.

El Ministerio de Economía y Hacienda y los máximos responsables de la Confederación de Cajas de Ahorro y de la Asociación de Banca Privada, han firmado un acuerdo por el cual las entidades financieras y los notarios pueden abaratar el coste de la subrogación y novación de préstamos hipotecarios. Según este acuerdo, las entidades financieras rebajarían las comisiones de cancelación de préstamos hipotecarios, cuando se trate de una subrogación. Asimismo, los gastos notariales en el caso de la novación -negociar con el propio banco otras condiciones para el préstamo- y la subrogación se rebajarían en un 50%.

Esta resolución no conlleva la obligatoriedad de su cumplimiento, ya que se trata de un acuerdo voluntario que no está reflejado en una ley por escrito.

Sin embargo, la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) advierte a los consumidores que, aunque el cambio de un préstamo hipotecario puede resultar positivo, deben estudiarse antes las diferentes ofertas de las entidades financieras para valorar si realmente resulta beneficioso modificar las condiciones actuales de un préstamo hipotecario.

Esta medida afectará fundamentalmente a los créditos hipotecarios que están suscritos a interés fijo, donde la comisión por cancelación anticipada se establece en un máximo de 2,5%. Además, hay que tener en cuenta que la tendencia actual del Banco de España es rebajar los tipos de interés para converger con los países comunitarios.

FACUA, dentro de su programa de información a los consumidores que tengan un préstamo de estas características, advierte que el cambio del crédito puede ser favorable siempre y cuando:

- Se encuentren en los primeros años de vida del préstamo.

- Exista una diferencia de al menos dos puntos porcentuales entre el antiguo y el nuevo tipo.

- La cuantía del préstamo sea aún muy elevada.

Para explicar mejor cómo afectaría el cambio de hipoteca, FACUA muestra dos casos prácticos:

1. En un préstamo de cinco millones, con un plazo de amortización de 10 años y a un interés fijo del 12% TAE, la cuota a pagar mensualmente sería de 71.335 pesetas. Suponiendo que pudiéramos subrogar o novar nuestro crédito a un interés variable del 9%TAE debemos contar con unos gastos fijos de alrededor de 280.000 pesetas que incluyen aranceles notariales y registrales y comisiones de cancelación y apertura, que se sumarán a los cinco millones pendientes, dando una cuota mensual de 66.885 pesetas. En este caso el cambio sí es favorable.

- En un préstamo en el que quedaran dos años para terminar de amortizar dos millones a un interés de un 12%, la cuota mensual sería de 94.146 pesetas. Si nos planteásemos una subrogación o novación de las condiciones, tendríamos que contar con unos gastos de 170.000 pesetas. El resultado de esta operación sería una cuota de 99.135 pesetas. Así, en este caso el cambio no sería favorable.

Por lo tanto, aunque FACUA valora positivamente el acuerdo para rebajar los gastos de notaría y registro, y de la comisión por cancelación anticipada de préstamos a interés fijo, también recomienda que se estudien con sumo cuidado todas las ofertas y aconseja que se negocie con el banco del propio usuario el cambio de las condiciones del crédito porque los costes serán así más bajos. No obstante, si existen dudas, es necesario acudir a las Asociaciones de Consumidores para buscar un asesoramiento más amplio.

Ya somos 203.747