Volkswagen indemniza con 1.000 euros a un socio de FACUA al que no entregó un coche que había reservado

FACUA Galicia ha logrado que el concesionario le abone esa cantidad y los 1.000 euros que pagó como anticipo. La empresa dijo que no podía darle el vehículo porque su motor ya no se fabricaba.

Volkswagen indemniza con 1.000 euros a un socio de FACUA al que no entregó un coche que había reservado

FACUA Galicia ha logrado que Volkswagen indemnice a un usuario con 1.000 euros tras informarle de que no iba a poder entregarle el vehículo que había reservado porque su motor ya no se fabricaba y que le devuelva los otros 1.000 euros que pagó como anticipo.

Diego S.S., vecino de Santiago de Compostela, decidió suscribir en un concesionario Volkswagen una hoja de reserva para un vehículo modelo Passat Sport 1,8 TSI 132kW. Pagó una señal de 1.000 euros. Tras interesarse posteriormente por el estado del pedido, le informaron de que el motor que llevaba ese vehículo ya no se fabricaba, por lo que no podían entregárselo. Como alternativa, sólo le ofrecían un modelo distinto.

En las condiciones de venta, sin embargo, se estipulaba claramente que "en el supuesto en que el vendedor no pudiese suministrar el vehículo especificado por haber cesado el fabricante en su producción, el vendedor comunicará por escrito tal circunstancia al cliente. En este supuesto, el cliente podrá optar por adquirir un modelo o tipo distinto, en cuyo caso se aplicarán nuevas condiciones, o por cancelar el pedido".

Además, también se indicaba que en caso de cancelación, "se devolverá al cliente el anticipo recibido, abonándole, en concepto de indemnización, una suma equivalente a la percibida como anticipo".

Dado que el concesionario no le ofrecía la posibilidad de cancelar la compra, incumpliendo así las condiciones de venta, Diego decidió acudir a FACUA Galicia para que le ayudara a reclamar a la empresa la devolución de la señal y la indemnización correspondiente. El equipo jurídico de la asociación se dirigió al concesionario para instarle a que indemnizara al usuario con 1.000 euros por los perjuicios causados, además de devolverle los otros 1.000 euros que había abonado como señal.

En su escrito, FACUA Galicia reclamó al concesionario que cumpliera con lo dispuesto en las condiciones de venta del vehículo, y le recordaba que el artículo 66 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, indica que "si el empresario no cumple su obligación de entrega, el consumidor y usuario lo emplazará para que cumpla en un plazo adicional adecuado a las circunstancias. Si el empresario no hace entrega de los bienes en dicho plazo adicional, el consumidor y usuario tendrá derecho a resolver el contrato".

De igual forma, el artículo 1.124 del Código Civil establece que "la facultad de resolver las obligaciones se entiende implícita en las recíprocas, para el caso de que uno de los obligados no cumpliere lo que le incumbe. El perjudicado podrá escoger entre exigir el cumplimiento o la resolución de la obligación, con el resarcimiento de daños y abono de intereses en ambos casos".

Finalmente, tras la reclamación de FACUA Galicia, el concesionario ha decidido devolver a Diego los 1.000 euros de señal y abonarle otros 1.000 en concepto de indemnización, cantidades que el usuario ya ha recibido.

Ya somos 238.736