La Internacional de Consumidores apoya un documental que denuncia la falta de transparencia y sustentabilidad de la industria del café

A pesar de que los consumidores gastan más de 60 mil millones de euros en café cada año, 25 millones de productores de café en el mundo luchan para llegar a fin de mes.

Un estudio de la Internacional de Consumidores (Consumers International) denuncia la falta de transparencia y sustentabilidad en la industria mundial del café, planteamientos con los que coincide el documental Black gold (oro negro), estrenado el 6 de noviembre en EE.UU.

A pesar de que los consumidores gastan más de 60 mil millones de euros en el café cada año, 25 millones de productores de café en el mundo luchan para llegar a fin de mes. En Vietnam, por ejemplo, el 46% de los cultivadores vive bajo la línea de la pobreza.

Una investigación de la Internacional de Consumidores, titulada From Bean to cup (del grano a la taza), procuró examinar esta tendencia y descubrir hacia dónde van los miles de millones de dólares. Esta tarea fue obstaculizada repetidas veces por el rechazo habitual de la industria del café a divulgar los detalles de su cadena productiva. Los directores de Black Gold encontraron el mismo silencio cuando hicieron su documental, muy bien recibido por la crítica especializada.

La investigación de la Internacional de Consumidores puso de manifiesto que los consumidores pueden producir grandes cambios en las vidas de los productores de café comprando café certificado como aquellos producidos por iniciativas productivas sostenibles.

"Los consumidores están cada vez más preocupados por el impacto de sus opciones de compra", señala Richard Lloyd, director general de la Internacional de Consumidores.

"'Black Gold' demuestra que su preocupación está enteramente justificada", dice Lloyd, agregando que "la Internacional de Consumidores demanda que la industria tome medidas inmediatas para poner en marcha iniciativas sostenibles a través de todos sus tipos de café, no sólo su café calificado como 'producto amistoso'. La industria debe informar a los consumidores hacia dónde van los beneficios, así podremos juzgar nosotros mismos la ética de las grandes compañías del café".

Por su parte, Nick Francis, co-director de Black Gold, indica que "las miles de personas que irán a ver 'Black Gold' se darán cuenta de lo qué está detrás de su café con leche o su capuchino. Mientras las grandes compañías de café están ganando beneficios récord, millones de agricultores de café están enfrentando la bancarrota. Estamos llamando a las multinacionales del café a ser más transparentes y diciendo a los consumidores cuánto les están pagando por su café a los campesinos que lo producen".

Black Gold es una mirada abierta sobre una industria que mueve más de 60 mil millones de euros, donde los beneficios de capuchinos y cafés con leche demasiado caros escasamente se comparten con los campesinos.

El estreno mundial de Black Gold se produjo en el Festival de Cine de Sundance, donde contó con una nominación al Gran Premio del Jurado.

Ya somos 198.334