Tras más de año y medio, sustituyen a una usuaria una secadora que presentaba constantes fallos

FACUA Almería ha logrado que la empresa Ventamanía cambie el electrodoméstico debido a que seguía dando problemas pese a las continuas reparaciones del servicio técnico.

Tras más de año y medio, sustituyen a una usuaria una secadora que presentaba constantes fallos

Tras la reclamación de FACUA Almería, la empresa Ventamanía ha sustituido una secadora a una usuaria por otra nueva debido a que presentaba constantes fallos de funcionamiento que no lograban reparar.

Carmen G.A., residente en la localidad almeriense de Gádor, compró en octubre de 2018 una secadora de la marca Indesit a la mercantil Ventamanía por 340 euros. A los pocos meses, el electrodoméstico empezó a presentar problemas de funcionamiento. En concreto, la correa se rompió, por lo que la usuaria tuvo que acudir al servicio técnico para que cambiaran la pieza por otra.

Este no fue el único de los fallos que presentó la secadora. Poco después, Carmen tuvo que avisar al servicio técnico para que iniciara una nueva reparación. En este caso, que el aparato no era capaz de secar correctamente la ropa. El técnico tuvo que acudir varias veces para intentar solucionar este problema, sin éxito.

Debido a que el electrodoméstico seguía sin funcionar correctamente y, tras varios meses e intentos de reparaciones, la empresa no había conseguido solucionar el problema ni le daban la opción de entregarle una secadora nueva, Carmen decidió acudir a FACUA Almería para que le ayudara a reclamar a la mercantil la sustitución del aparato, en vista de que su arreglo resultaba imposible.

El equipo jurídico de la asociación se dirigió a Ventamanía para instarle a que efectivamente sustituyera la secadora por otra nueva de similares características, ya que la opción de la reparación había quedado descartada tras varios intentos.

En el escrito, FACUA Almería indicaba que el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, indica que "si el producto no fuera conforme con el contrato, el consumidor y usuario podrá optar entre exigir la reparación o la sustitución del producto, salvo que una de estas dos opciones resulte objetivamente imposible o desproporcionada. Desde el momento en que el consumidor y usuario comunique al vendedor la opción elegida, ambas partes habrán de atenerse a ella".

Por tanto, al haberse demostrado la imposibilidad de reparar el electrodoméstico, que seguía presentando los mismos fallos pese a los distintos intentos de arreglo por parte del servicio técnico, Carmen tenía derecho a exigir la sustitución de la secadora, tal y como indica la citada normativa.

Tras la reclamación de FACUA Almería, Ventamanía ha procedido a entregar un nuevo aparato a la usuaria. "Ventamanía, con el fin de solucionar los inconvenientes causados [...] y valorando las intervenciones realizadas en su secadora, ha tomado la decisión de sustituir la máquina por otra nueva", ha indicado en su respuesta.

Ya somos 240.804