Hospitalizados tres bebés en el Gregorio Marañón tras recibir por error jabón vaginal en nariz y ojos

Sanidad ordenó la retirada de 11.000 canastillas con muestras gratuitas, denominadas Estuche Chiquitín.

Tres recién nacidos requirieron atención hospitalaria en la Comunidad de Madrid a finales de septiembre, concretamente en la Maternidad de O'Donnell, dependiente del Hospital Gregorio Marañón, al presentar sendos "cuadros de atragantamiento" después de que sus padres les aplicaran por error un jabón vaginal en los ojos y la nariz al confundir el producto con suero fisiológico, dada la similitud entre ambos envases.

Dos de los menores fueron atendidos en Urgencias y uno en la Unidad de Cuidados Intensivos. Todos ellos recibieron el alta y se encuentran "perfectamente", según indicó un portavoz de la Consejería de Sanidad y Consumo, departamento que no tiene conocimiento de más casos en otros hospitales públicos de la región.

El jabón estaba incluido en unas canastillas con muestras gratuitas que habían sido distribuidas en centros sanitarios, de planificación familiar y de preparación para el parto, tanto de titularidad pública como privada.

Tanto la empresa fabricante como la distribuidora insisten en que el jabón vaginal estaba indicado para la higiene íntima femenina y que así figuraba en el folleto explicativo que llevaba el producto. Sin embargo, en vista de la confusión que llevó a la hospitalización de los menores, el Ministerio de Sanidad ordenó la retirada las 11.000 canastillas, denominadas Estuche Chiquitín, que habían sido distribuidas en la Comunidad de Madrid así como de otras unidades destinadas a Barcelona.

El fabricante retira el formato

La alarma partió el 19 de septiembre de los médicos de la Maternidad de O'Donnell, que pusieron en conocimiento de los tres casos a la Consejería de Sanidad y Consumo. Entonces, en cumplimiento del protocolo habitual de alertas sanitarias, el departamento regional informó a la Agencia Española del Medicamento, lo que llevó a que dos días después el Ministerio de Sanidad y Consumo ordenara el cese de comercialización del producto y su retirada del mercado.

La Consejería difundió la orden ministerial a todos los centros sanitarios, de planificación familiar y de preparación al parto de la región y, a día de hoy, la empresa distribuidora, que es de Madrid -las compañías encargadas de fabricar y agrupar los productos de las canastillas, respectivamente, son catalanas-, "ya ha verificado" ante la Dirección General de Farmacia de la Comunidad que se ha procedido a la retirada "completa" de las unidades repartidas en Madrid, explicaron desde el departamento que dirige Manuel Lamela.

Por su parte, Julián Agut, director de la empresa Masterfarm, fabricante del jabón vaginal aplicado a los bebés por error, dijo hoy a Europa Press "lamentar el incidente", pero aseguró que la situación está "controlada". Así, explicó que todas las muestras en el mercado se han retirado y que el resto en poder de la empresa han sido "inmovilizadas", pues, en virtud de la orden del Ministerio, se ha retirado el formato del envase que dio lugar a la confusión con suero fisiológico.

Ya somos 203.746