Tras darse de baja, Naturgy infló el último recibo de una usuaria para cobrarle 871 euros

FACUA Sevilla ha logrado que la compañía realice una refacturación y le devuelva 861 euros, ya que la empresa había estimado un consumo diez veces superior al habitual de la afectada.

Tras darse de baja, Naturgy infló el último recibo de una usuaria para cobrarle 871 euros

Tras la actuación de FACUA Sevilla, Naturgy ha devuelto 861 euros a una usuaria a la que infló el último recibo de gas tras haber solicitado la baja. La compañía le había estimado un consumo diez veces superior al habitual de la afectada.

Noemí F.L., residente en la localidad sevilla de San José de la Rinconada, mantenía un contrato de gas natural cuya distribuidora era Naturgy a través de su marca Nedgia. En marzo de 2018, solicitó a la compañía la baja del servicio, que se formalizó el día 15, y la empresa acudió a su domicilio para retirar el equipo de medida.

Posteriormente, para su sorpresa, recibió una factura por el periodo comprendido entre el 16 de enero y el 15 de marzo de 2018 de 871 euros, un importe demasiado elevado y que no se correspondía en ningún caso con el histórico de recibos que había ido abonando anteriormente por el servicio.

La usuaria, al entender que debía de tratarse de un error de la compañía o del equipo de medida, solicitó a Nedgia que realizase una refacturación del recibo que le habían enviado por dicho periodo, ya que era imposible que se tratase de una cantidad tan elevada. La compañía, sin embargo, se negó a atender a la petición de Noemí, y se reiteró en que la factura de 871 euros era correcta.

La afectada decidió acudir entonces a FACUA Sevilla para que ejerciera acciones en defensa de sus derechos. El equipo jurídico de la asociación se dirigió a Nedgia para instarle a la refacturación de dicho recibo, ya que el histórico de consumo de Noemí dejaba claro que la factura era incorrecta y que debía ser un error en la lectura o medición del contador.

En este sentido, el artículo 50.2 del Real Decreto 1434/2002, de 27 de diciembre, por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de gas natural, indica que "en el caso de comprobarse un funcionamiento incorrecto, se procederá a efectuar una facturación complementaria" y que "en caso de que se hubiesen abonado cantidades en exceso, la devolución se producirá en la primera facturación siguiente".

Nedgia, en su respuesta, alegó que no podía realizar una comprobación para saber si el aparato de medida funcionaba correctamente, debido a que se había destruido después de ser retirado del domicilio de la usuaria, pero se reafirmó en que la facturación había sido correcta y no existia ningún error.

Ante la negativa de la empresa, FACUA Sevilla volvió a dirigirse a ella para advertirle de que con la destrucción del contador "había dejado al consumidor en un manifiesto de estado de indefensión, dado que no se puede acreditar el estado anómalo del mismo, hecho que a todas luces resulta obvio", y reiteró a Nedgia que realizara la refacturación para un consumo que sí se ajustara al que había tenido Noemí los meses anteriores.

Finalmente, tras la reclamación de FACUA Sevilla, Nedgia ha informado de que ha procedido a refacturar el recibo, devolviendo a la usuaria 860 euros. "Se ha regularizado la facturación correspondiente al periodo entre el 08/02/2018 y el 15/03/2018, y se sustituye por la factura [...] por importe de 9,91 euros", ha indicado la empresa en su escrito.

Ya somos 241.691