FACUA considera abusivo el cobro de comisiones al usuario por recibir una transferencia bancaria

La Federación advierte que la recepción de transferencias no es un servicio accesorio que tenga que solicitar el usuario sino que va incluido en los que ofrecen las cuentas corrientes o de ahorros.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) considera abusiva la medida que permite desde hoy a los bancos cobrar comisiones por recibir una transferencia. Esta situación, que ya rechazó FACUA en 2005 al conocer la propuesta, supone un nuevo cobro que perjudica la economía de los consumidores. Tras más de un año de negociaciones, el Banco de España ha aceptado que a partir del 17 de octubre las entidades puedan cobrar por recibir dinero (a excepción del pago de nóminas y pensiones así como la devolución de impuestos).

Esta comisión es una más en la larga lista que los usuarios pagan a sus bancos, un cargo que incrementará los 68,58 euros de media que cada cliente abona anualmente según un estudio hecho público el pasado abril por parte de FACUA. El citado informe señala que el importe medio de las transferencias manuales a otra entidad o ciudad es del 0,28% del valor, con un importe mínimo medio de 2,90 euros.

FACUA advierte que la recepción de transferencias no es un servicio accesorio que el usuario con cuenta corriente o de ahorro tenga que solicitar sino que va incluido en los servicios que estos productos ofrecen. La Federación considera inaceptable que los usuarios tengan que pagar por un servicio que sólo representaría en la práctica realizar un apunte automático en la cuenta del ingreso, cuyo coste va implícito en lo que anualmente abonan en conceptos de gestión o mantenimiento de cuenta, por lo que no debe tener un coste diferenciado y adicional, máxime teniendo en cuenta que no es un servicio que controle el cliente.

La Federación critica que las entidades financieras justifican este cambio para adaptarse al modelo que se viene aplicando en Europa –el denominado share- y cuya novedad consistirá en que las comisiones de una transferencia las pagarán supuestamente a medias entre el remitente y el receptor, pero que el precio final sería el mismo. Sin embargo, éste no deja de ser un argumento demagógico ya que en realidad las cantidades pueden crecer sustancialmente, pues el banco que envía la transferencia no puede pactar con la entidad receptora las comisiones que van a cobrar, con lo que cada uno aplicará la que considere pertinente.

Estas nuevas comisiones se unen a las recientemente anunciadas por Caja Madrid y La Caixa para aquellos clientes que retiren efectivo por ventanilla en sucursal distinta a aquella en la que abrieron su cuenta.

Ya somos 197.911