FACUA denuncia que la red de inspectores es insuficiente para garantizar la seguridad alimentaria en España

La Federación pide garantías de control sobre las reses que entran en España destinadas al consumo e información rigurosa a los usuarios sobre las precauciones a tomar.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) muestra su preocupación por la actual situación de desconcierto generada en torno a la contaminación de reses de vacuno con el mal de Encefalopatía Espongiforme Bovina, conocida como mal de las vacas locas.

FACUA considera que los controles puestos en marcha por la Administración para garantizar la seguridad alimentaria de los consumidores españoles es insuficiente, y así lo ha señalado la Unión Europea en un informe emitido a raíz de una inspección veterinaria en abril de 2000 en Galicia y Cantabria. De hecho, la Federación advierte que los cuerpos de inspección de los que disponen la Administración central y las de las comunidades autónomas es muy reducido como para acometer con eficiencia el control alimentario en España, y que la formación de los veterinarios para la detección de esta enfermedad podría ser asimismo incompleta como señala el informe de la UE.

Aunque FACUA acoge positivamente la decisión del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de impedir la entrada de vacas reproductoras y sementales con más de veinte meses procedentes de Francia e Irlanda, exige que se tomen todas las medidas necesarias para un estricto control del cumplimiento de este veto.

Por otra parte, es indispensable ofrecer a los consumidores toda la información que les capacite para tomar decisiones acerca del consumo o no de la carne de bovino procedente de fuera de España, por lo que la Federación exige el etiquetado completo de las carnes, incluyendo el lugar de origen de las piezas y el país o países de crianza, con carácter inmediato, sin esperar a 2002 como establece la Unión Europea.

Ya somos 204.118