Un estudio relaciona el uso del móvil con la esterilidad masculina

La calidad del semen es menor en los hombres que hacen un uso intensivo de los teléfonos, según el Centro de Investigación Reproductiva de EE.UU.

El uso de teléfonos móviles puede perjudicar la producción de semen en los hombres y causar esterilidad, según un estudio del Centro de Investigación Reproductiva de EE.UU. publicado este martes en la prensa británica.

Las ondas emitidas por los celulares pueden disminuir el número, movilidad y calidad de la esperma en casi la mitad, hasta el punto de que algunos hombres pueden quedar estériles, señala el análisis del citado centro de Cleveland (Ohio).

Científicos pusieron a prueba esperma de 364 hombres, analizados por problemas de fertilidad. Los expertos descubrieron que los hombres que más usaban los celulares, más de cuatro horas al día, tenían la menor cantidad de esperma, en cincuenta millones por mililitro.

Por contra, la cantidad de semen era importante (86 millones por mililitro) y saludable entre aquellos que no utilizaban el celular.

Los hombres analizados producían una alta proporción de semen y en los que usaban durante mucho tiempo los teléfonos móviles el esperma normal caía al dieciocho por ciento comparado con el cuarenta por ciento de los que no los usaban, según la investigación.

El estudio se realizó en Mumbai (India), donde los móviles no son utilizados por todos los grupos sociales.

"La gente utiliza estos teléfonos sin pensar cuáles pueden ser las consecuencias", afirma el profesor Ashok Agarwal, director de la investigación. "Los móviles pueden tener un efecto devastador en la fertilidad. Aún tiene que ser probado pero puede tener un gran impacto porque son parte de nuestras vidas".

Algunos científicos británicos, citados por el diario The Guardian, han recibido este estudio con cautela. Señalan que se trata de una investigación seria, pero que para establecer una relación definitiva entre los móviles y la infertilidad hace falta evaluar otros condicionantes, como la edad, el peso, el tabaco, el estrés o el sedentarismo.

"Es un buen estudio, pero plantea dudas", afirma Allan Pacey, de la Universidad de Sheffield. "Si estás usando el móvil cuatro horas al día, se supone que lo tienes más tiempo fuera del bolsillo. La gran pregunta es: ¿cómo se produce entonces ese mayor daño en los testículos?".

Ya somos 203.691