Nuevas normas nutricionales de la UE para los productos sustitutivos de dieta pueden hacerlos desaparecer

La Unión Europea las impondrá en octubre de 2022 y podrían provocar que fueran inviables debido a los nuevos criterios de composición, "marcadamente diferentes a los que se aplican actualmente".

Nuevas normas nutricionales de la UE para los productos sustitutivos de dieta pueden hacerlos desaparecer
Imagen: Europa Press.

Las nuevas normas que la Unión Europea impondrá a partir de octubre de 2022 podrían hacer que los productos sustitutivos para dietas de pérdida de peso (Psdpp) actualmente disponibles fueran inviables debido a los nuevos requerimientos nutricionales que amenazan la viabilidad comercial de tales productos, entre los que se encuentran los que han demostrado su ayuda a lograr la remisión de la diabetes tipo 2.

Una nueva investigación presentada en el Congreso Europeo e Internacional sobre Obesidad (Ecoico 2020) examina la viabilidad de fabricar Psdpp de acuerdo con estos nuevos criterios de composición, revela desafíos sustanciales que incluyen una vida útil reducida, un empeoramiento en propiedades tales como sensación y sabor en la boca y mayores costos de producción.

"Los valores de nutrientes obligatorios son marcadamente diferentes a los que se aplican actualmente", explica la doctora Kelly Johnston, del King's College de Londres y LighterLife UK, quien dirigió la investigación. "Las propiedades sensoriales de la nueva formulación es probable que causen problemas importantes de cumplimiento para los consumidores, así como la disminución la vida de algunos productos simplemente los haría inviables para producir y vender".

El Reglamento de Alimentos para Grupos Específicos (FSG), cuyos criterios nutricionales fueron decididos por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), se aplicará a los productos citados, los cuales están basados en fórmulas para el control de peso, que nacen de programas de dieta muy baja y baja en calorías (VLCD y LCD). Estos programas se establecieron como una solución para la pérdida de peso y han estado disponibles durante más de 30 años en toda la UE.

Los primeros controles sobre estos tipos de alimentos formulados específicamente se introdujeron en 1977, bajo el concepto de Alimentos para Usos Nutricionales Particulares (Parnuts). La legislación Parnuts (2009/39 / EC) permitía a la industria alimentaria comercializar productos específicos indicando su idoneidad para uso nutricional.

No obstante debido a que no existían normas específicas, la interpretación diferente de los tipos de productos en la UE llevó a que alimentos similares se comercialicen como Parnuts en algunos países y como alimentos de consumo normal en otros. Así que el nuevo Reglamento FSG fue introducido para garantizar la aplicación de normas uniformes en toda la UE.

Qué dice el nuevo reglamento

El nuevo Reglamento FSG estipula que para los Psdpp, el contenido mínimo de proteínas diario debe aumentar de 50 a 75 gramos por día (un aumento del 50%), mientras que los valores de ácidos grasos esenciales (linoleico y alfa linolénico) deben hacerlo más del doble, de 3 a 11 gramos y de 0,5 a 1,4 gramos, respectivamente por día.

También hay un nuevo requisito diario de 400 mg adicionales de colina, un nutriente esencial vital para muchas funciones corporales, incluida la señalización nerviosa, y el funcionamiento del hígado y los músculos.

Resultados del estudio

En este estudio, los investigadores formularon 10 productos VLCD Psdpp diferentes (es decir, barritas energéticas, batidos, comidas texturizadas) para tanto la orientación de formulación actual como el nuevo reglamento de la UE, así como una serie de otras versiones de macronutrientes "intermedias".

A un equipo de panelistas sensoriales capacitados que trabajan para un fabricante independiente se les pidió que compararan las propiedades organolépticas (es decir, sensación en la boca, textura, apariencia, aroma y sabor) y determinar, semanalmente por un periodo de almacenamiento de 10 semanas. Los investigadores también evaluaron los costos de producción.

Para la comida texturizada, el panel encontró que el aumento de ácidos grasos esenciales afectó negativamente a las propiedades organolépticas del producto alimenticio, creando una "sensación grasosa en la boca" y un sabor "desagradable y rechazable". Esto no se observó ni en la formulación actual ni en los productos de prueba "intermedios".

En pruebas de vida útil acelerada, el panel informó perfiles organolépticos insatisfactorios en el 100% de las nuevas muestras de formulación en comparación con el 20%, tanto en la formulación actual como en las muestras "intermedias". Además, se observó sabor rancio en nuevas muestras de formulación de 4 semanas, mientras que no se observó el mismo sabor durante el período de 10 semanas para cualquier otra muestra.

Si bien no se informó de efectos adversos importantes sobre las propiedades sensoriales del nuevo contenido mínimo recomendado de proteína de 75 gramos por día para los productos Psdpp, los investigadores estiman que el aumento asociado en costos de materias primas podría aumentar el precio para los consumidores hasta en un 38%.

"Nos gustaría ver criterios de composición alternativos, basados en la evidencia actualmente disponible, ha dicho la doctora Johnston. "Específicamente, debido a la falta de evidencia de los nuevos requisitos adicionales de tanta grasa".

Según el coautor, el doctor Anthony Leeds, del Hospital Frederiksburg, en Dinamarca, "en un momento en que se ha demostrado que la dieta sustitutiva tiene un papel potencial en la remisión de la diabetes tipo 2 con una mejora de calidad de vida y reducción de los costos de los medicamentos en Europa, estos cambios legislativos desafiarán la viabilidad de su sustitución total en la dieta existente, y privar a los consumidores de la libertad de elegir esta segura y rentable".

Ya somos 245.457