Ante la brutal subida de comisiones de Caixabank, FACUA aconseja estudiar las ofertas de otros bancos

La asociación advierte de que el coste de tener una cuenta abierta en la entidad puede alcanzar los 240 euros al año si no se contratan otros productos y servicios con ella.

Ante la brutal subida de comisiones de Caixabank, FACUA aconseja estudiar las ofertas de otros bancos

FACUA-Consumidores en Acción, ante la brutal subida de comisiones de Caixabank, aconseja a sus clientes estudiar las ofertas de otros bancos. La entidad tiene previsto empezar a aplicar una comisión de mantenimiento de hasta 240 euros al año que sólo se reduce si el usuario decide contratar otros de sus productos, obligándole a afrontar costes extra si quiere evitar el pago de esta nueva comisión.

Caixabank ha anunciado que a partir del 1 de octubre va a empezar a aplicar una comisión de 60 euros al trimestre a sus cuentas corrientes, aunque ha indicado que aplicará rebajas a dicha cantidad en función de los servicios adicionales (domiciliación de nómina, seguros, planes de pensiones, etc.) que contraten los usuarios con la entidad.

En este sentido, la asociación advierte de que la nueva política de comisiones que tiene previsto aplicar Caixabank empeora las condiciones para mantener una cuenta corriente, y obliga a los usuarios a tener que adquirir otros servicios, con sus costes correspondientes y reduciendo también su capacidad de decidir en qué entidad contratan cada producto.

FACUA recomienda a aquellos clientes de Caixabank que puedan ser potenciales perjudicados de la nueva comisión -por mantener sólo la cuenta corriente con la entidad y no querer contratar otros productos- a que revisen las condiciones de otros bancos para marcharse a ellos si resultan menos lesivas para sus intereses económicos.

La concentración bancaria perjudica a los usuarios

La asociación también advierte de que este cambio en las condiciones de Caixabank, que se va a producir en plena negociación por la fusión con Bankia, pone de manifiesto una vez más que la concentración bancaria perjudica a los usuarios.

Así, los consumidores se encuentran con menos opciones para comparar, negociar y elegir entidades con las que contratar sus servicios, al existir cada vez más un menor número de bancos, reduciendo la oferta y la capacidad de decisión de los usuarios.

Ya somos 243.024