Los incendios y la falta de agua son los principales problemas ambientales para los andaluces

Ambos aspectos sitúan al medio ambiente como el quinto asunto que más preocupa a los ciudadanos, según el <i>Ecobarómetro 2006</i>, presentado por la consejera <b>Fuensanta Coves</b>.

Los incendios forestales y la falta de agua son los dos principales problemas ambientales para los andaluces, según los resultados del Ecobarómetro de Andalucía 2006, presentado en Granada por la consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves. La titular del departamento destacó la necesidad de realizar una labor pedagógica entre los ciudadanos para que, al igual que ha ocurrido con el agua -ante la cual la ciudadanía se muestra más favorable a la mejor gestión de la demanda (ahorro en el hogar, mejora de regadíos, etc.) que a la proliferación de pantanos, pozos y trasvases- se corrija también la falsa creencia de que la principal causa de los incendios forestales es la recalificación de los terrenos, cuando la realidad es que son las quemas agrícolas sin control, como muestran los datos.

Esta encuesta, elaborada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) -a través de su Instituto de Estudios Sociales de Andalucía-, revela que los incendios y el agua sitúan al medio ambiente en la quinta preocupación de los andaluces, después del paro y la economía, la seguridad, los problemas sociales y la inmigración. Así, el 21,4% de los ciudadanos señaló al medio ambiente, el 8% de ellos por la actual falta de precipitaciones.

Según la encuesta, el desarrollo urbanístico es percibido de forma diferente según se pregunte a habitantes de localidades pequeñas o de grandes ciudades. En el primer caso los ciudadanos lo consideran como una 'oportunidad' para el desarrollo del municipio, mientras que en el segundo es criticado por el deterioro a nivel ambiental.

En este sentido, Coves afirmó que un 33% de los ciudadanos considera que el paisaje urbano y la calidad ambiental de su localidad han mejorado algo o mucho, mientras que otro 34% piensa que esta influencia es negativa para la zona. Asimismo, la valoración es positiva en un 43% en las pequeñas poblaciones, frente al 27% de las grandes ciudades.

En el ámbito local el principal problema que perciben el 38% de los andaluces es la contaminación acústica, seguido de la suciedad en las calles, la falta de espacios verdes, las basuras y otros residuos sólidos urbanos. En el ámbito mundial, la destrucción de la capa de ozono (47,6%) y el cambio climático (44,2%) son los factores que más preocupan a los andaluces.

Respecto al traspaso de la gestión de los Parques Nacionales andaluces (Doñana y Sierra Nevada) a la Junta de Andalucía, la mayoría de los encuestados (71%) no ha oído hablar del traspaso de competencias entre ambas administraciones, aunque cree que este aspecto puede mejorar su conservación.

La Junta de Andalucía, que recibe una calificación de 2,79 en una escala de 0 a 5, es considerada como la administración territorial en la que más confían los ciudadanos para solucionar los problemas ambientales, por encima de la Unión Europea, municipios y el Estado.

La encuesta -realizada entre junio y julio de este año a 1.305 personas- pone de relieve que para mejorar la gestión del agua cerca de la mitad apuestan por la construcción de más pantanos y el 36% se decanta por fomentar el ahorro de agua. Sobre el compromiso ambiental de los andaluces, los encuestados perciben una escasa preocupación de los ciudadanos de la comunidad en esta materia y sólo el 16,7% dice que existe mucha o bastante inquietud al respecto. Esta opinión contrasta con su postura personal, ya que la mayoría de los andaluces -el 52,5%- se proclama personalmente comprometido con el medio ambiente y procura preservarlo con su comportamiento cotidiano.

Ya somos 192.683