La empresa de inversiones en bienes tangibles Arte y Naturaleza se declara insolvente escudándose en la crisis de los sellos

Ha presentado en Madrid un concurso voluntario por insolvencia al no poder hacer frente a las obligaciones con sus 15.000 clientes.

La empresa de inversiones en bienes tangibles Arte y Naturaleza ha presentado en Madrid un concurso voluntario por insolvencia al no poder hacer frente a las obligaciones con sus 15.000 clientes debido, según esta compañía, al "gravísimo efecto producido" por la intervención judicial de Afinsa y Fórum Filatélico.

Casi medio año después, Arte y Naturaleza, que no ha hecho públicas las cuentas del 2005, declara que no puede asumir el pago de los intereses del más del 15% que daban a sus clientes en algunos casos, aunque, según fuentes jurídicas, esto no presupone que el activo sea inferior al pasivo de la empresa.

El objeto social de Arte y Naturaleza era la compra, venta, representación, exposición, asesoramiento e intermediación en el comercio nacional e internacional como representante, agente o comisionista de artículos de arte, además de la adquisición y venta de inmuebles.

En una carta abierta, la compañía indica que "la inquietud y alarma creadas en gran parte de nuestros clientes" ha dado lugar "a un importante número de solicitudes de cancelación de operaciones mercantiles concertadas con nuestra compañía que, por otra parte, gozaban de total normalidad".

Tras insistir en que Afinsa y Fórum Filatélico son "absolutamente ajenas, distintas y no tienen ninguna relación" con Arte y Naturaleza, la sociedad reconoce en esta carta que la cancelación de los contratos por parte de buena parte de los clientes "ha afectado sensiblemente" a la tesorería.

Según Arte y Naturaleza, el cierre de estas operaciones ha significado además que las obras de arte que cubrían estos contratos "no puedan obtener en el mercado su precio idóneo".

Fuentes jurídicas explicaron que el presidente de Arte y Naturaleza, Guillermo García del Toro, estuvo ligado a la compañía Afinsa, a la que el administrador judicial de la Audiencia Nacional achaca un agujero patrimonial superior a los 1.700 millones de euros.

Aún así, tanto en número de clientes como en volumen de negocio Arte y Naturaleza no se parece a Afinsa, puesto que facturaba más de 9,53 millones de euros con un beneficio de 490.000 euros.

Sin embargo, desde el 2002, las ventas casi se triplicaron y el beneficio casi se quintuplicó, según los resultados de la empresa hechos públicos a través del registro mercantil.

La compañía ha indicado en la carta abierta a sus clientes en su página web que se aplicará ahora en "la custodia y conservación" de las obras de arte y que, en dos semanas, facilitará una información más detallada sobre la situación de la sociedad.

Arte y Naturaleza adoptó esta decisión antes de enfrentarse a una demanda por concurso necesario por insolvencia que preparaba el despacho Iure-Madrid, que también defiende a acreedores de Fórum Filatélico y Afinsa.

Este despacho investiga además las cuentas de Bosques Naturales, empresa presidida por Ángel Briones Nieto, hermano del ex presidente de Fórum Filatélico, Francisco Briones Nieto, imputado por los delitos de estafa, blanqueo de capitales, insolvencia punible y administración desleal.

Bosques Naturales, también dedicada a los bienes tangibles, tuvo una facturación superior a la de Arte y Naturaleza, ya que registró unos beneficios de 898.102 euros en 2004, que duplicaron los registrados en 2003.

El objeto social de Bosques Naturales es, entre otros, la transformación de fincas agrícolas de secano y regadío en plantaciones agroforestales sostenibles donde se producen maderas de alta demanda y valor económico, con unas existencias de árboles que superan la 144.000 unidades.

Preguntada por EFE, fuentes de esta compañía declinaron hacer ningún tipo de comentario ni sobre su situación económica actual ni sobre la viabilidad de las tres decenas de empleos de los que disponía la sociedad, según su última memoria.

Ya somos 203.748