Una fan de los Rolling Stones les pide en los tribunales una indemnización de 51 millones de dólares por suspender un concierto en EE.UU.

Se trata de una demanda colectiva en la que se acusa a <b>Mick Jagger</b> y los Stones de haber actuado de mala fe al cancelar un espectáculo en Nueva Jersey a sólo cuatro horas de su inicio.

Los Rolling Stones cancelaron el martes un concierto en Hawai para que el cantante Mick Jagger descanse la voz, mientras que una fan demandó a la banda por 51 millones de dólares debido a que no cumplieron con una presentación en Nueva Jersey la semana pasada.

Una portavoz afirmó que el grupo cancelaría el concierto del 22 de noviembre en el estadio Aloha de Honolulu, el primero que realiza en Hawai desde 1998. Además, los Stones modificaron las fechas de otros tres espectáculos para que Jagger, de 63 años, pueda recuperarse.

Mientras, una fan de Brooklyn demandó el martes por 51 millones de dólares a la banda por haber cancelado su concierto del 27 de octubre en Atlantic City, Nueva Jersey, cuatro horas antes de cuando debía empezar. Rosalie Druyan emitió el martes una demanda colectiva en la Corte Suprema de Manhattan acusando a Jagger y a los Stones de fraude y de haber actuado de mala fe debido a la cancelación, que aseguró que había ocasionado que ella y otros miles de fans perdieran dinero en reservas de hotel, no reembolsables.

La demanda asegura que Jagger buscó atención médica antes del concierto y que sabía que no se presentaría, sin embargo no lo comunicó a tiempo para que sus fans pudieran cancelar las reservas de viaje.

Druyan compró dos entradas en Internet por 575 dólares y afirmó que no se le notificó la cancelación hasta que fue demasiado tarde para anular sus reservas de hotel , que costaron 300 dólares, en el Trump Taj Mahal. Una portavoz no estuvo inmediatamente disponible para comentar la demanda.

Las leyendas del rock aseguraron que el concierto pospuesto en Atlantic City se realizaría el 17 de noviembre.

Su gira mundial A Bigger Band terminará ahora el 25 de noviembre en Vancouver, Canadá, en un concierto que originalmente estaba previsto para el viernes. Mientras, el espectáculo del domingo en Oakland, Estados Unidos, fue pospuesto un día para el 6 de noviembre y la función del 18 de noviembre en Los Angeles se llevará a cabo el 22.

El lunes, los Stones anunciaron que una inusual aparición dispuesta para el día siguiente en el Teatro Beacon de Nueva York se había retrasado para el 1 de noviembre, por sugerencia del médico de Jagger.

Esta no es la primera vez que la garganta de Jagger, de 63 años, desbarata el itinerario. En agosto, dos conciertos previstos en España fueron suspendidos debido a una laringitis que padecía el artista.

El tramo europeo de la gira ya tuvo un complicado comienzo, y se retrasó varias semanas para que el guitarrista Keith Richards pudiera recuperarse de una herida en la cabeza sufrida como consecuencia de su caída de un cocotero. También se cancelaron algunos conciertos.

Ya somos 203.789