Un buen uso del frigorífico puede ayudar a ahorrar en la factura de la luz

Desde su invención en 1879, el frigorífico se ha convertido en el electrodoméstico indispensable de cualquier hogar, pero también en uno de los consume energía de manera continuada.

Desde FACUA Andalucía te contamos distintos trucos para que ahorres energía con tu frigorífico:

Ten en cuenta la localización de tu nevera. Cuida bien dónde vas a instalarla ya que este debe mantenerse lejos de fuentes de calor y contar con el espacio adecuado para no sobrecalentarse. Esto ayudará a que consuma menos energía para mantenerse fría.

Al abrir el frigorífico para coger o guardar cualquier producto, debemos hacerlo de manera que el frigorífico se cierre lo más rápido posible para que no pierda temperatura y así no gaste más energía para intentar recuperar el frío.

Es importante mantener el frigorífico a la temperatura adecuada, tanto para la nevera como el congelador, ya que mantener una temperatura más fría supone un mayor gasto de energía.

Ten en cuenta que el frigorífico gasta más energía si se encuentra vacío, ya que le cuesta más enfríar el aire que los sólidos. Por ello, es aconsejable mantener la nevera con un mínimo de productos para no gastar más energía de la necesaria.

Este vídeo forma parte de una campaña de FACUA Andalucía financiada por la Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud.

Ya somos 247.810