El Reino Unido podría prohibir la publicidad televisiva de 'comida basura' en horario infantil

Se ha abierto un periodo de consultas para tomar la decisión.

El organismo regulador de los medios de comunicación británicos, Ofcom, ha dado a conocer sus propuestas de prohibir los anuncios televisivos de la llamada comida basura, destinados especialmente a los menores de 16 años.

El plan de Ofcom es impedir que la publicidad de alimentos con alto contenido en grasas, sal y azúcar sea difundida durante los programas infantiles, los que atraen a una audiencia adolescente o los canales dedicados exclusivamente a los más pequeños.

La medida que se quiere adoptar puede afectar a personalidades famosas, que no podrán apoyar alimentos no beneficiosos para la salud de los niños.

El organismo regulador ha abierto un periodo de consulta sobre las medidas y tomará la decisión final sobre su entrada en vigor este enero.

Pérdidas de 56 millones de euros

Ofcom ha admitido que la prohibición supondrá para los medios la pérdida de unos 39 millones de libras (unos 56 millones de euros o 72 millones de dólares) en ingresos por publicidad.

La decisión de Ofcom va más allá de lo esperado por los comentaristas, que estimaban que la prohibición sólo afectaría a los programas de televisión dedicados a menores de nueve años.

Dicha decisión no ha sido bien recibida por algunos organismos que luchan para combatir la obesidad.

La directora de Ciencia y Etica de la Asociación Médica Británica, Vivienne Nathanson, afirmó hoy que el plan del regulador es insuficiente, ya que no cubre algunos programas destinados a adultos pero vistos por muchos adolescentes.

Ya somos 191.231