Investigadores de UC desarrollarán un cóctel terapéutico para reducir la fibrosis pulmonar por Covid-19

El equipo de la Universidad de Cantabria está elaborando una terapia experimental estaría basada en compuestos naturales de plantas capaces de proteger los telómeros de las células que se infectan.

Investigadores de UC desarrollarán un cóctel terapéutico para reducir la fibrosis pulmonar por Covid-19
Ana Villar junto a los investigadores de su grupo Luis Algeciras y Danielle Novillo. | Imagen: UC.

Un equipo liderado por la investigadora de la Universidad de Cantabria y del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (Ibbtec), Ana Villar, está desarrollando un cóctel terapéutico dirigido a pacientes con Covid-19 que presentan neumonía y tienen alterada su capacidad de oxigenación por una fibrosis pulmonar, lo que pone en riesgo sus vidas.

La terapia experimental estaría basada en compuestos naturales de plantas capaces de proteger los telómeros de las células que se infectan, a los que se añadirían anti-fibróticos para rebajar esa fibrosis desmedida que afecta al funcionamiento del pulmón.

Al proyecto del Laboratorio de Investigación en Tratamientos Moleculares contra la Fibrosis Cardíaca (Fibroheart), dirigido por Villar, y titulado Terapia de protección telomérica para la enfermedad Covid-19, le ha sido concedida una financiación de 20.000 euros en el marco de la convocatoria de Fomento de la Transferencia del Conocimiento, lanzada por la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, en la que han sido seleccionados otros dos proyectos de la UC, uno también del Ibbtec y otro del Instituto de Física de Cantabria.

Y es que, cuando se infectan con el virus SARS-CoV-2, los neumocitos provocan una tormenta de citoquinas que deriva en esa fibrosis excesiva. Para propiciar la protección contra ella, se utilizarían extractos de plantas que secretan compuestos que mantienen de forma natural la longitud de los telómeros, que son estructuras de ADN que están en el final del cromosoma.

"Sabemos que los telómeros se acortan con la edad o en momentos de estrés, y en el caso de la infección por SARS-CoV-2 el acortamiento en células alveolares puede estar detrás de la rápida progresión de la enfermedad. Si no protegemos los telómeros, la célula no se encuentra de forma natural sino envejecida y degradada, y por tanto no reacciona de una manera comedida frente al virus, sino que utiliza mecanismos de defensa hiperactivados", ha explicado la investigadora.

El objetivo del cóctel que diseñarán los científicos es mantener a las células más sanas, reduciendo la fibrosis mediante unos compuestos que han probado pre-clínicamente en otros órganos como el corazón. Esto entronca con la línea de investigación de este grupo, orientada al estudio de los mecanismos moleculares que subyacen a la enfermedad de la fibrosis cardiaca patológica.

Basados en este conocimiento desarrollan y aplican nuevas estrategias terapéuticas anti-fibróticas que pretenden reducir el remodelado adverso que aparece en el corazón como causa secundaria de la mayor parte de las afecciones miocárdicas.

Este remodelado que incluye fibrosis produce cambios morfológicos en el corazón, que empeora la prognosis de la enfermedad cardiaca y en el peor de los casos pueden poner en riesgo la vida del paciente. Para ello, los investigadores desarrollan y aplican de forma preclínica compuestos con ingeniería genética y proteica, además de compararlos con algunos que están en el mercado.

Un conocimiento que ahora aplicarán a las afecciones pulmonares. Los científicos utilizarán células humanas de pulmón que infectarán con el virus para aplicarles el tratamiento, analizando la mejoría en la longitud de los telómeros y la disminución de la fibrosis.

En el proyecto hay especialistas en disfunción telomérica del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), expertos en fibrosis pulmonar del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona y uno de los grupos más renombrados en compuestos derivados de plantas con aplicación en biomedicina, del Instituto de Investigación Genómica de Plantas de Barcelona.

A ellos se suman especialistas de los servicios de Neumología y Anatomía Patológica del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. "Aunamos distintos conocimientos para alcanzar proyección con esta iniciativa, y estamos muy ilusionados con lograr resultados y conseguir aplicarlo a pacientes no vacunados o ya infectados", ha zanjado Villar.

Ya somos 245.708