Los modelos de vehículos híbridos más recientes podrían contaminar más de lo que declaran

Un estudio de la ONG Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente destapa que en condiciones de conducción real se disparan las emisiones de CO2.

Los modelos de vehículos híbridos más recientes podrían contaminar más de lo que declaran

La ONG medioambiental Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (T&E, por sus siglas en inglés) ha presentado un estudio en el que demuestra que los modelos de vehículos híbridos más nuevos que se comercializan en la Unión Europea contaminan mucho más de lo que declaran en condiciones de conducción real, incluso cuando arrancan con la batería llena.

Según las pruebas que han realizado, el BMW X5, el Volvo XC60 y el Mitsubishi Outlander, todos híbridos enchufables, emiten entre un 28 y un 89% más de lo que anuncian después de pasar las pruebas de emisiones oficiales con una batería completamente cargada y en condiciones óptimas. Con una batería vacía emiten entre tres y ocho veces más de las cifras oficiales. Cuando circulan en modo de carga, algo que podría ser más habitual a medida que los conductores cargan antes de utilizar el modo eléctrico en las zonas de bajas emisiones, los vehículos emiten entre 3 y 12 veces más.

Una vez que la batería está descargada, los tres coches probados sólo pueden conducir entre 11 y 23 kilómetros antes de sobrepasar los límites oficiales de CO2 por km, de acuerdo a las pruebas realizadas por T&E. Además, estos vehículos deben cargarse con mucha más frecuencia que los eléctricos a batería, que llegan a recorrer unos 300 km con una sola carga.

Ya somos 250.796