FACUA publica un informe sobre 'Las mentiras de las telefónicas'

La Federación denuncia en el último número de su revista Dossier FACUA todo tipo de prácticas publicitarias engañosas utilizadas en el sector de la telefonía.

’Los niños y los borrachos nunca mienten’, dice el anuncio. Pero, ¿y las compañías de telecomunicaciones?”. Así comienza el informe Las mentiras de las telefónicas, en el que la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) denuncia todo tipo de prácticas publicitarias engañosas utilizadas en el sector de la telefonía. Tarifas sin competencia que resultan ser las más caras, promociones que finalizan antes de lo anunciado, móviles con cobertura total que se quedan sin servicio en el peor momento, llamadas gratis que en realidad tienen un precio o regalos que no son tales son algunas de las irregularidades denunciadas por la Federación en su informe, que publica en el último número de su nueva revista Dossier FACUA.

Veintiséis anuncios de Telefónica, Retevisión, Uni2, Jazztel, Aló, Ola Internet, Movistar, Moviline, Airtel y Amena son presentados en el informe como ejemplos de los extremos a los que llegan las empresas de telefonía para captar clientes, ante la lentitud y pasividad del Gobierno y las Administraciones públicas competentes. El presidente de FACUA, Francisco Sánchez Legrán, critica que “los expedientes administrativos abiertos tras sus denuncias tardan años en resolverse, y las sanciones que se imponen, en las contadas ocasiones en que esto ocurre, son de cuantías irrisorias en comparación con las cifras millonarias que invierten estas empresas en sus campañas publicitarias”.

Un claro ejemplo de la desprotección de los consumidores ante un sector que, según Sánchez Legrán, “es el que incurre en más casos de publicidad engañosa”, fue la pasividad de las Administraciones públicas ante los Planes Claros que Telefónica anunció en febrero de 1998 sin haber obtenido aún la autorización del Gobierno. FACUA denunció esta irregularidad ante todas las Administraciones con competencias en la materia, pero ninguna actuó. Dos años después, el Tribunal de Defensa de la Competencia ha impuesto a Telefónica una sanción de 1.400 millones de pesetas (recurrida por la empresa) por el desarrollo de la citada campaña.

FACUA remitirá su informe a la ministra de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, y a todos los grupos del Congreso de los Diputados, con el objeto de pedir cambios sustanciales en la actitud del Gobierno y las Administraciones competentes al objeto de velar por que los consumidores dejen de asistir al actual cúmulo de ofertas publicitarias tendenciosas y engañosas. Asimismo, FACUA demanda a las compañías de telecomunicaciones un cambio de actitud en su política publicitaria, a fin de garantizar el cumplimiento de la legislación vigente y acabar con una situación que está generando graves perjuicios a los consumidores y un clima de desconfianza en la veracidad de sus ofertas.

Ya somos 198.296