Nuevas acciones legales contra el youtuber Javier Oliveira por insultos machistas a una joven y su madre

Oliveira, que ya fue demandado en 2019, habría afirmado en sus vídeos que María Rubio, conocida como Miare, es una "zorrita" a la que no se "follaría" porque "no le gustan los animales".

Nuevas acciones legales contra el youtuber Javier Oliveira por insultos machistas a una joven y su madre

María Rubio, de 23 años, conocida en internet como Miare, y su madre, Antonia Sánchez, han anunciado nuevas acciones legales contra el youtuber Javier Oliveira. Ambas ya interpusieron una demanda en 2019 contra él por publicar decenas de vídeos plagados de insultos contra madre e hija.

Según aquella demanda, el youtuber, que tiene casi 500.000 suscriptores entre sus dos canales, habría convertido su espacio en una suerte de canal temático sobre las dos demandantes, desde el que las insulta llamándolas "cachos de mierda", "sinvergüenzas", "gentuza" y "enfermas" e "hijas de la gran puta". Según la demanda se sugiere que la hija mantiene relaciones sexuales por dinero y ascenso social y que él no se la "follaría" porque "tiene el pelillo de escoba, como una alfombra vieja y andares de montar en pony", que si tuviera que elegir entre ella o una cucaracha se quedaba con la cucaracha "él y cualquiera". De la madre se manifiesta que es una "vieja loca" y una "payasa" con "el coño muy viejo para hacer gilipolleces". Los vídeos objeto de demanda se publicaron durante los meses de marzo, abril y mayo de 2019 y el procedimiento se encuentra a la espera de juicio.

Nuestras actuaciones judiciales

Ahora la familia emprenderá nuevas acciones legales contra Oliveira, que con posterioridad a la demanda habría continuado con su acoso. Según han anunciado, el youtuber ha seguido dedicando vídeos a ambas mujeres, a las que ha seguido calificando de "gentuza", ha afirmado que María Rubio es una "zorrita" que tiene obsesión por el dinero, que para conseguirlo se dedica a "zorrear" y que él no se la "follaría", como si tuviera esa opción libremente disponible, porque "no le gustan los animales" y porque "es un orco".

Sobre la madre de la joven, el youtuber afirma que es una "piraña", que está loca, que es una mujer mayor "senil", que "no calibra" y que su marido es "un cornudo". Oliveira además habría admitido que el objetivo de sus vídeos es ganar dinero y se jacta de que cada vez que hace uno sobre la familia gana "200 pavos". Estos nuevos insultos fueron aportados por el abogado de madre e hija como hechos nuevos que ayudan a fundamentar las pretensiones de su demanda de 2019. El juzgado los admitió por ser pertinentes, pese a la oposición del demandado, y ahora serán objeto de una nueva acción legal contra él.

Las ha insultado y acusado de delitos

En un comunicado, Rubio advierte de que el youtuber las ha difamado "atribuyéndoles en falso hechos delictivos", como los de "denuncia falsa, apropiación indebida y simulación de delito", por lo que no descartan acudir a la vía penal por si esas manifestaciones pudieran constituir un delito de calumnias, procedimiento en el que incluirían como querellados al resto de youtubers que se sumaron a esa campaña difamatoria.

Rubio ha manifestado que han decidido hacer pública la decisión de interponer estas nuevas acciones legales porque el silencio que mantienen ambas estaba siendo interpretado como una admisión tácita de los hechos falsos que se les estaban atribuyendo. "Aunque sé que esta persona preferiría que yo le respondiera con un vídeo para él contestar y ganar más dinero, con este anuncio queremos dejar claro que sí obtendrá una respuesta, pero que únicamente será, una vez más, a través de los Tribunales de Justicia", señala.

El abogado director del nuevo procedimiento contra Javier Oliveira será David Bravo, quien llevó los casos del secretario general de FACUA, Rubén Sánchez, contra Luis Pineda, Ausbanc y su director de publicaciones, Luis Suárez Jordana, condenados a 90.000 euros de indemnización; de Carlos Fernández Guerra, que fuera social media de la Policía; y, ante el Tribunal Supremo, del periodista Máximo Pradera contra el también periodista Antonio Naranjo, asuntos que terminaron todos con la estimación de sus demandas y condenas por la vulneración del derecho al honor de sus defendidos.

Ya somos 247.713