Una guardería devuelve 1.050 euros a una socia de FACUA tras no haberle dado servicio

FACUA Málaga ha logrado que el centro Cameron International Primary School reembolse a la afectada el dinero que pagó de fianza para la matriculación de su hija de tres años.

Una guardería devuelve 1.050 euros a una socia de FACUA tras no haberle dado servicio

Tras la actuación de FACUA Málaga, la guardería Cameron International Primary School devuelva a una usuaria los 1.050 euros que pagó de fianza por la matriculación de su hija a una usuaria después de no haberle podido prestar el servicio en el estado de alarma.

Arancha B.S., residente en la localidad malagueña de Alameda, matrículó a principios de 2020 a su hija de tres años en el centro de habla inglesa Cameron International Primary School, situado en la localidad de San Roque (Cádiz). En el momento de la contratación hizo entrega de una fianza de 1.050 euros.

En marzo, como consecuencia del estado de alarma, el servicio de guardería -principalmente cuidado y atención de menores- devino imposible por el confinamiento, lo que obligó a la hija de la usuaria a permanecer con ella en su domicilio, sin acudir al centro.

Sin embargo, pese a que el servicio no se estaba prestando, el Cameron International Primary School envió a la afectada el recibo del mes de abril. La usuaria se puso en contacto entonces con la dirección del centro para reclamarle la anulación del recibo, ya que no era procedente que le cobrara la mensualidad sin haberle prestado ningún servicio y pidió, además, la resolución del contrato y la devolución de la fianza.

La guardería se negó en todo momento a atender la reclamación de la afectada y sólo le ofreció un descuento mensual de cien euros. Ante esta situación, la afectada decidió acudir a FACUA Málaga para que ejerciera acciones en defensa de sus derechos.

El equipo jurídico de la asociación se dirigió al centro para reclamar la anulación del recibo y la devolución de la fianza. En el escrito, FACUA Málaga recordaba que el artículo 36 del Real Decreto-ley 11/2020 indicaba que en caso de que no se pudiera prestar un servicio como consecuencia del estado de alarma "se procedería a la devolución de los importes ya abonados en la parte correspondiente al periodo del servicio no prestado por dicha causa o, bajo la aceptación del consumidor, a minorar la cuantía que resulte de las futuras cuotas a imputar por la prestación del servicio. Asimismo, la empresa prestadora de servicios se abstendrá de presentar a cobro nuevas mensualidades hasta que el servicio pueda prestarse con normalidad".

De igual forma, las propias normas del centro recogen que "si la guardería tiene que cerrar o tomamos la decisión de hacerlo debido a causas ajenas a nuestro control, no tendremos la obligación de prestar nuestros servicios en otras instalaciones. Si el cierre supera los tres días (excluyendo aquellos en los que la guardería hubiera estado cerrada de cualquier forma, por ejemplo: fines de semana), le abonaremos la cantidad equivalente del número de días a partir del tercero excluido este, que la guardería haya estado cerrada".

FACUA Málaga tuvo que acudir a la Administración

La guardería, sin embargo, se negó igualmente a atender la reclamación de FACUA Málaga, por lo que la asociación se dirigió al Servicio de Consumo de Málaga para solicitarle que instara a Cameron International Primary School a anular cualquier recibo emitido durante el estado de alarma y devolviera a la usuaria los 1.050 euros de finanza.

Finalmente, la Sección de Consumo del Ayuntamiento de Málaga ha comunicado que, tras la petición de información por parte de la administración, el centro ha anulado los recibos y ha procedido "a lo solicitado por lo reclamante, consistente en el reintegro de la fianza de 1.050 euros".

Ya somos 250.636