Tecno

La verdad está por ahí afuera

A partir de 2021, la Unión Europea va a considerar responsables a las plataformas digitales que permiten la publicación de informaciones falsas por sus usuarios.

Por Jesús Acevedo

No hace falta decir que 2020 ha sido un año fatídico y adverso. Muchos de nuestros derechos han sido limitados a favor de un indudable interés común que nos ha ayudado a empezar a ver el principio del fin de esta pandemia, lo cual va a configurar este año que acaba como una maldita pesadilla apocalíptica más propia de una sesión de cine de serie B que de una comedia agridulce más parecida a lo que vivimos en el día a día. Y no deja de ser curioso que una de las películas que venga marcar un antes y un después en estos momentos tan desapacible, no deje de ser a) una película de superhéroes, b) que realza el denostado papel de la mujer en el mundo y c) nos remite a una época inocente e irremediablemente hortera como era la de los principios de los 80. Evidentemente estoy hablando de Wonder Woman 1984.

No hace cuestionar las presuntas ?maravillas? de la mujer que encabeza el título de la obra, pero no puede llegar quizás en un mejor momento donde más que nunca necesitamos echar la vista atrás, valorar lo bueno que tuvimos, recuperar algo de la inocencia que perdimos y mirar al futuro con esperanza después del calibre que han adoptado los hechos recientes.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 48.985