Una jueza opta por aplicar la doctrina del TJUE sobre el IRPH frente a la jurisprudencia del Supremo

El Juzgado de Primera Instancia 1 bis de San Cristóbal de La Laguna, en Tenerife, ha declarado la nulidad del IRPH en una sentencia y ha condenado a Unión de Crédito Inmobiliario a sustituirlo por el Euribor.

Una jueza opta por aplicar la doctrina del TJUE sobre el IRPH frente a la jurisprudencia del Supremo

La titular del Juzgado de Primera Instancia 1 bis de San Cristóbal de La Laguna (Tenerife), Elisa Isabel Soto Arteaga, ha optado por aplicar la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) frente a la jurisprudencia del Tribunal Supremo (TS), condenando en una sentencia a Unión de Crédito Inmobiliario (UCI) a sustituirlo por el Euribor tras declarar su nulidad.

La sentencia, con fecha de 3 de diciembre de 2020, ha seguido el criterio establecido por el TJUE en su sentencia de 3 de marzo de 2020 que estableció que la falta de transparencia de la cláusula IRPH resultaba abusiva, por lo que el contrato debe ser nulo. Por el contrario, la jurisprudencia del TS indicaba que dicha falta de transparencia no comportaba obligatoriamente abusividad y el contrato podía ser válido.

La magistrada indica en la sentencia que para verificar si la cláusula resulta abusiva "no solo debe ser comprensible en un plano formal y gramatical sino también permitir que el consumidor medio, normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz esté en condiciones de comprender el funcionamiento concreto del modo de cálculo del referido tipo de interés" para que así pueda valorar "las consecuencias económicas, potencialmente significativas, de dicha cláusula sobre sus obligaciones financieras".

"Por lo expuesto, procede declarar que la cláusula que establece dicha referencia no supera el doble control exigido por la jurisprudencia", continúa, "la falta de transparencia en el caso de este tipo de condiciones generales provoca un desequilibrio sustancial en perjuicio del consumidor, objetivamente incompatible con las exigencias de la buena fe, consistente en hacer una representación fiel del impacto económico que le supondrá obtener el préstamo, lo que priva al consumidor de la posibilidad de comparar correctamente entre las diferentes ofertas existentes en el mercado".

El fallo, por tanto, obliga a la entidad condenada, Unión de Crédito Inmobiliario, a abonar a la demandante las cantidades que haya pagado de más tras la sustitución del IRPH por el Euribor, que pueden llegar a los 10.000 euros. También ha declarado nulas las cláusulas que imponen a la consumidora los gastos de hipoteca, el interés de demora y la comisión de apertura, que UCI debe reembolsar a la usuaria. La entidad también ha sido condenada en costas.

La sentencia, sin embargo, aún no es firme y UCI puede recurrirla en apelación.

En referencia a la disparidad de criterios entre el TJUE y el Supremo, dos magistrados elevaron sendas cuestiones prejudiciales al TJUE el pasado mes de diciembre y este mes de enero para que se pronuncie sobre si las últimas sentencias dictadas por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo acerca del IRPH van en contra del Derecho de la Unión.

Ya somos 246.070