FACUA Andalucía critica que la Junta prohíba a los Ayuntamientos limitar las casas de apuestas

El Gobierno andaluz ha requerido al Consistorio de Alcalá de Guadaira que derogue una modificación de su PGOU que impide que se coloquen estos establecimientos a menos de 500 metros de centros educativos.

FACUA Andalucía critica que la Junta prohíba a los Ayuntamientos limitar las casas de apuestas
Imagen: Europa Press.

FACUA Andalucía critica que la Junta prohíba a los Ayuntamientos que limiten el establecimiento de casas de apuestas y locales de juego en sus municipios.

El pasado 26 de enero la Consejería de Hacienda envió un requerimiento al Consistorio de Alcalá de Guadaira, en Sevilla, instándole a que derogara una modificación de su Plan General de Ordenamiento Urbanístico (PGOU) que impide que se coloquen estos locales a menos de 500 metros de centros educativos, deportivos y socioculturales. En la práctica, limita su implantación en las zonas residenciales de la localidad, reduciéndola a zonas industriales y comerciales.

La Consejería ha advertido al Ayuntamiento de que "la regulación de la implantación de los establecimientos de juego invade las competencias que de manera exclusiva ostenta la Administración de la Junta de Andalucía en materia de juego y apuestas". Según detalla el escrito de Hacienda, al que ha tenido acceso elDiario.es, "corresponde al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía planificar los juegos y apuestas en la Comunidad Autónoma, teniendo en cuenta la realidad y la incidencia social del juego y de las apuestas, sus repercusiones económicas y tributarias y la necesidad de diversificar el juego".

En este sentido, FACUA Andalucía considera lamentable que la Junta prohíba a los Ayuntamientos tomar medidas para luchar contra la proliferación de casas de apuestas en los últimos años y pretender alejarlas de las zonas frecuentadas por los sectores más vulnerables de la sociedad, como son los niños y jóvenes.

Uno de los motivos que ha esgrimido la Junta para requerir al Ayuntamiento sevillano la paralización de la modificación de su PGOU es que "se encuentra en tramitación un nuevo Decreto" en el que "se establecerá la imposibilidad reglamentaria de autorizar la apertura y funcionamiento de nuevos salones de juego que se encuentren a menos de 150 metros radiales de dichos centros de enseñanza".

La federación critica que la Junta no ha contado en ningún momento con la participación de las asociaciones de consumidores y usuarios para la elaboración de esta nueva normativa en la que dice estar trabajando, y advierte de que 150 metros es una distancia totalmente insuficiente si se quiere lograr que los menores de edad no puedan acceder a los locales con facilidad.

La federación indica que con esta decisión el Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla pone una vez más los intereses económicos de los empresarios del sector del juego por encima de la protección de los andaluces y la lucha contra la adicción. En diciembre de 2020, la Junta reguló una ayuda a este sector en la que se bonificó el 50% de la tasa fiscal sobre los juegos de suerte, envite o azar, lo que supuso un total de 45 millones de euros. En el segundo trimestre del mismo año aprobó otra bonificación del 100% como forma de paliar la crisis económica derivada del Covid-19.

El Gobierno andaluz, advierte FACUA Andalucía, parece estar más preocupado por reducir los impuestos que deben pagar las empresas del sector en lugar de incidir con contundencia en la lucha contra la ludopatía y en evitar que se normalice como ocio una actividad con graves riesgos para la ciudadanía.

Ya somos 245.986