Tecno

Tener o no tener un 'motivo válido' para subir las tarifas

Las compañías de telecomunicaciones incrementan sus precios de manera recurrente sin que logren justificar correctamente por qué, dejando a los usuarios indefensos e inseguros.

Por Alejandro García

Raro es el año en el que no es noticia la subida de precios de las tarifas de alguna compañía de telefonía. Ya es tan habitual que se anuncien subidas que las facturas van progresivamente en aumento hasta que llega un momento que los usuarios no saben reconocer el precio que constaba originariamente en el contrato.

A veces, la subida de precios va acompañada, en su comunicación, del anuncio de una mejora de los servicios que habían sido contratados, bien sea con un mayor número de minutos al mes para llamar o con una mayor cantidad de datos para hacer uso de internet móvil. Sin embargo, tales mejoras no sólo no han sido solicitadas por los consumidores, sino que en muchas ocasiones no les va a repercutir en beneficio alguno, al no tener necesidad de usarlos según sus propios hábitos de consumo. ¿Para qué quiero yo tantos gigas si sólo uso la mitad?

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 42.805