Evolución del PVPC

El kWh de electricidad experimenta una bajada interanual del 5,4% en febrero

La factura del usuario medio supondrá 62,08 euros, 18,40 euros menos que en enero, cuando el kilovatio hora se disparó con un incremento interanual del 25,8%.

El kWh de electricidad experimenta una bajada interanual del 5,4% en febrero

El precio del kilovatio hora (kWh) de electricidad ha experimentado una bajada interanual del 5,4% en febrero, arrojando la cifra más baja de los últimos ocho meses, según el análisis de FACUA-Consumidores en Acción sobre la evolución de la tarifa semirregulada PVPC.

El kWh se ha situado en el último mes en una media de 11,72 céntimos (impuestos indirectos incluidos), frente a los 12,38 céntimos de febrero del año pasado. Éste ha sido el febrero con la electricidad más económica desde 2016, cuando el kWh se situó en 11,69 céntimos.

Con las tarifas de febrero, la factura del usuario medio supondrá 62,08 euros, un 3,8% por debajo de los 64,51 euros de hace un año. Si se compara con el recibo del pasado enero, la bajada representa nada menos que 18,40 euros, ya que en el primer mes del año el recibo se disparó hasta los 80,08 euros.

FACUA recuerda que el kWh llevaba 19 meses consecutivos de bajadas hasta que en diciembre sufrió una subida interanual del 10,2% y en enero otra del 25,8%. La asociación alerta de que las eléctricas aprovecharon las importantes subidas de esos dos meses para intentar convencer a los usuarios de que contrataran sus tarifas del mercado libre con el reclamo de su estabilidad. Sin embargo, lo cierto es que la mejor opción sigue siendo la tarifa semirregulada, el denominado Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), que ofrecen las ocho comercializadoras de referencia impuestas por el Gobierno.

El perfil de usuario medio utilizado por FACUA es el resultado del análisis de varias decenas de miles de facturas de viviendas habitadas. Consume 366 kWh mensuales y tiene una potencia contratada de 4,4 kW.

Reivindicaciones al Gobierno

FACUA reclama al Gobierno que acelere el cumplimiento de los compromisos programáticos adoptados por PSOE y Unidas Podemos al inicio de la legislatura en materia de política energética. Entre ellas, la bajada del elevadísimo precio del término de potencia, la aplicación de un precio más bajo para los primeros kWh consumidos y la eliminación de la sobrerretribución que reciben en el mercado mayorista determinadas tecnologías que fueron instaladas en un marco regulatorio diferente, anterior a la liberalización y que han recuperado sobradamente sus costes de inversión.

La asociación también reclama una bajada sustancial de los impuestos indirectos que se aplican a la factura eléctrica de las familias, que superan el 27%, al sumarse el IVA general del 21% con el impuesto especial sobre la electricidad. Asimismo, espera que una reforma del bono social para que muchos más consumidores puedan acceder a él y aumente el descuento que representa sobre la tarifa semirregulada PVPC.

Ya somos 245.708