Fin del redondeo con trampa

FACUA pide a Sanidad y Consumo que intervenga ante la subida de tarifas de Movistar al considerar que puede vulnerar la nueva Ley de Consumidores

La Federación critica que la compañía pretende seguir ingresando cantidades similares o superiores a las que le generan los redondeos sin respetar las restricciones impuestas por la Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha pedido al Instituto Nacional del Consumo del Ministerio de Sanidad y Consumo que intervenga ante la subida de tarifas que aplicará Movistar cuando comience a tarificar por segundos al considerar que puede implicar una vulneración de la nueva Ley 44/2006, de 29 diciembre, de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios.

FACUA argumenta que la compañía pretende seguir ingresando cantidades similares o incluso superiores a las que le generan los redondeos sin respetar las restricciones impuestas en la citada Ley.

Además de incrementar entre el 3 y el 54% casi todas las tarifas nominales donde redondeaba al minuto y a los 30 segundos, Movistar subirá un 25% el precio por el establecimiento de cada llamada, que pasará de los 0,12 euros más IVA actuales a 0,15 euros.

FACUA considera que esta práctica confronta con los cambios introducidos por la nueva norma en la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (Lgdcu). Concretamente, incorpora a su disposición adicional primera una nueva cláusula, la 7 bis, que a reglón seguido de prohibir los redondeos establece que "en aquellos sectores en los que el inicio del servicio conlleve indisolublemente unido un coste para las empresas o los profesionales no repercutido en el precio, no se considerará abusiva la facturación por separado de tales costes, cuando se adecuen al servicio efectivamente prestado".

Para FACUA, la tarifa por el establecimiento de cada llamada no se ha fijado en 0,15 euros con el objetivo de adecuarla "al servicio efectivamente prestado", sino como parte de una estrategia para no dejar de ingresar las cantidades que antes provenían de los redondeos al alza en la facturación por tiempo. Así, el precio fijado por el inicio de cada conversación no se ha establecido para recuperar los costes que representa para Movistar "el inicio del servicio", como requiere la nueva cláusula 7 bis de la Lgdcu.

Estos cambios en el procedimiento de facturación se producirán un día antes de cumplirse el plazo de dos meses establecido en la nueva Ley para que las empresas adecuen el contenido de sus contratos al contenido de la misma.

FACUA señala que con anterioridad a esta subida tarifaria, Movistar ya contaba con un plan de precios en el que la facturación de producía por segundos desde el primer segundo, concretamente el denominado Contrato Total, el cual implicaba un coste de establecimiento de llamada de 0,12 euros, que no se librará de la subida del 25% a partir de marzo.

Asimismo, recuerda que antes de septiembre de 2005, Movistar aplicaba redondeos al alza en el primer minuto de cada conversación, pero las de duración superior se facturaban por segundos en los servicios de pospago. Fue en esa fecha cuando la compañía comenzó a tarificar en fracciones de treinta segundos tras el primer minuto, pero no alteró en absoluto el coste de establecimiento de llamada de 0,12 euros.

Ya somos 203.748