Electricidad

FACUA muestra su satisfacción por la investigación abierta por Bruselas sobre las tarifas eléctricas reguladas para las grandes industrias

La Federación lleva años reclamando la supresión de la tarifa G4 por ser desproporcionadamente baja y contradictoria con un marco liberalizado en el que sólo los usuarios domésticos deberían disfrutar de una tarifa regulada.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) muestra su satisfacción por la investigación formal abierta por la Comisión Europea sobre las tarifas eléctricas reguladas en España para las grandes industrias, concretamente las de 2005, para investigar si pueden representar una ayuda estatal ilegal.

FACUA lleva años reclamando la supresión de la tarifa regulada destinada a las grandes industrias, la G4, por ser desproporcionadamente baja y contradictoria con un marco liberalizado en el que si hay un sector que debe contratar tarifas del mercado libre son precisamente las empresas de cierta magnitud.

La Federación critica que unas pocas industrias se han aprovechado de forma parasitaria de la existencia de un marco de tarifas reguladas que sólo debería destinarse a los usuarios domésticos, los cuales lógicamente carecen de la capacidad de negociación de aquéllas para lograr precios ventajosos en el mercado libre.

La tarifa de la que se benefician las grandes industrias ha contribuido a poner en riesgo el mantenimiento de la tarifa regulada para el consumidor doméstico, ya que el déficit de tarifa sería sustancialmente inferior si la G4 se hubiese eliminado.

El déficit de tarifa es la diferencia entre los costes reales del sistema y los ingresos reconocidos en la tarifa. Desfase que es subvencionado por el Gobierno a las eléctricas.

Ya somos 198.216