FACUA pide a Consumo que prohíba el acceso de los menores de edad a las cajas de botín de los videojuegos

La asociación considera imprescindible que se regule este negocio del sector para evitar un aumento de la ludopatía en los jóvenes.

FACUA pide a Consumo que prohíba el acceso de los menores de edad a las cajas de botín de los videojuegos
Ejemplo de cajas de botín.

FACUA-Consumidores en Acción pide al Ministerio de Consumo que acometa una regulación de las cajas de botín de los videojuegos que prohíba el acceso de los menores de edad a este tipo de servicios. La asociación reclama que la normativa establezca medidas sancionadoras para las empresas que fomenten o faciliten el acceso de menores así como la obligación de reembolsar el dinero pagado por estos por las denominadas loot boxes.

Estas loot boxes o cajas de botín son un servicio que se ha popularizado enormemente en el sector de los videojuegos en los últimos años y que consiste en realizar micropagos con dinero real en el propio juego a cambio de contenido aleatorio con valores muy distintos, lo que incita a los usuarios a seguir adquiriendo más y arriesgarse para conseguir mejores premios. Muchos videojuegos gratuitos han convertido estas microtransacciones en su principal vía de financiación.

En este sentido, la asociación advierte de que la inexistencia de ningún tipo de control entraña un grave peligro en el caso de los menores, que pueden acceder a ellas sin restricción alguna y sin conocimiento de sus familias, y considera muy grave que se les introduzca en transacciones económicas y en una nueva forma de juego de azar utilizando el gancho de los videojuegos.

El hecho de que los pagos para adquirir estas loot boxes puedan realizarse de muchas formas -entre ellas tarjetas prepago, por ejemplo- puede suponer que los menores estén gastando dinero de forma constante sin ningún tipo de límite, control o conocimiento de sus tutores.

FACUA, por tanto, considera imprescindible que se prohíba que los menores de edad puedan hacer uso de estos servicios, al igual que se les impide el acceso a casas de apuestas o juegos de azar.

De igual forma, FACUA señala la necesidad de que se regulen este tipo de cajas de botín para el resto de usuarios y así evitar que derive en un aumento de la ludopatía en los jóvenes, sector público objetivo directo de muchos de estos videojuegos

Consumo quiere considerar las cajas de botín como juegos de azar

El pasado mes de noviembre, el director general del Juego, Mikel Arana, indicó que el Ministerio de Consumo tiene previsto una modificación normativa para considerar las loot boxes como juegos de azar, ya que pueden incitar a comportamientos de consumo compulsivos similares a los de una máquina tragaperras, aunque no aportó más detalles.

Posteriormente, en una entrevista en diciembre de 2020, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, indicó que este modelo de negocio normaliza "también las tragaperras fuera del videojuego" y que plantearían su regulación, así como una posible prohibición en el caso de los menores.

Así, FACUA pide al Ministerio de Consumo celeridad en el desarrollo y aprobación de una normativa que regule este negocio, prohíba su acceso a un sector especialmente vulnerable como el de los menores de edad y luche así contra el aumento de la ludopatía entre los jóvenes. Algunos de estos juegos han llegado a convertirse en auténticos casinos online, lo que supone un grave riesgo y ya está generando daños en los menores.

Actualmente, Consumo ha lanzado una consulta pública sobre esta problemática, en la que ha planteado la posibilidad de gravar a las empresas que ofrecen cajas de botín y exigir una licencia a los operadores que quieran ofertarlas, entre otras cuestiones.

Ya somos 244.253