Solbes dice que actuará si ve indicios de "concordancia" entre operadoras de móvil para subir precios

Movistar y Orange aplicarán las mismas tarifas por el establecimiento de llamada nacional e internacional, 0,15 y 0,45 euros, respectivamente.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, anunció hoy que el Servicio de Defensa de la Competencia actuará si ve indicios de "concordancia" entre las compañías de telefonía móvil para subir los precios y esquivar así los efectos de la reforma de la Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios, que prohíbe el redondeo.

"Si hubiese concordancia y hubiese indicios de un cierto acuerdo entre empresas, sí que tendríamos la obligación como Defensa de la Competencia de intervenir en estos temas", aseguró Solbes en declaraciones a la prensa a la entrada de la reunión de ministros de Economía de la zona euro.

No obstante, precisó que "en principio" es la "competencia" entre los operadores de telefonía móvil la que "debe definir el juego de las tarifas", puesto que existen varios rivales en el mercado. Señaló además que no ha seguido el tema y no tiene "información específica" sobre un posible acuerdo entre compañías para subir los precios.

El próximo 2 de marzo cumple el plazo dado por la nueva Ley para adaptar los contratos a las modificaciones introducidas por esta norma, entre ellas la facturación sin redondeos.

Hasta hoy, sólo Movistar y Orange han comunicado su adaptación a la tarificación por segundos con sendos incrementos del 25% en el coste del establecimiento de llamada nacional, que pasará de los 0,12 euros más IVA actuales a 0,15 euros. También las llamadas internacionales tendrán el mismo precio por el inicio de la conversación en ambas compañías, 0,45 euros.

Ya somos 203.683