FACUA Comunidad Valenciana se suma al manifiesto 'Vacunas para tod@s. Que nadie se lucre con la pandemia'

Las organizaciones firmantes advierten de que la salud es un derecho, por lo que las empresas privadas no deberían poder decidir quién tiene acceso a la vacuna ni a qué precio.

FACUA Comunidad Valenciana se suma al manifiesto 'Vacunas para tod@s. Que nadie se lucre con la pandemia'

FACUA Comunidad Valenciana se suma al manifiesto Vacunas para tod@s. Que nadie se lucre con la pandemia, coordinado por la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del País Valenciano, en apoyo de la campaña que asociaciones, plataformas y ONGs están llevando a cabo a nivel europeo para exigir vacunas para todos los ciudadanos.

Las organizaciones firmantes del manifiesto advierten de la urgencia de conseguir una vacunación efectiva y con celeridad para lograr la reducción de propagación del Covid-19 y afirman que no se podrá alcanzar un nivel adecuado de seguridad si no se permite el acceso a la vacuna de todos los ciudadanos por igual.

Así, consideran que las vacunas deberían ser bien público, de libre acceso para todas las personas, y alejadas de los monopolios sobre las patentes que ostentan actualmente las grandes farmacéuticas.

En el manifiesto, las organizaciones apuestas por cuatro líneas de acción fundamentales. En primer lugar, recuerdan que la salud es un derecho de todos los ciudadanos, por lo que las empresas privadas no deberían poder decidir quién tiene acceso a la vacuna ni a qué precio. Las patentes, advierten, otorgan a una sola compañía "el poder y control sobre productos farmacéuticos esenciales, lo que limita su disponibilidad y aumenta el coste".

Además, reclaman transparencia en la información sobre los costes de producción, la contribución pública y la seguridad y efectividad de las vacunas, de manera que los contratos entre los estados y las empresas farmacéuticas sean públicos.

De igual manera, insisten en la necesidad de que exista un control público de la investigación y desarrollo de los tratamientos farmacéuticos y de vacunación, dado que se han invertido fondos públicos en ellas. "No podemos permitir que las compañías privaticen médicas cruciales que han sido desarrolladas con recursos públicos", afirma el manifiesto.

En último lugar, las organizaciones exigen que este control público evite que las grandes compañías se lucren con la venta de las vacunas en un momento en el que la salud de los ciudadanos debe estar por encima de los beneficios económicos. "La financiación pública", insisten, "debería darse solo con la garantía de que el producto final tendrá disponibilidad y un precio asequible".

Ya somos 245.067