Renault, imputada en Francia por un presunto fraude en el control de emisiones de sus motores diésel

La empresa deberá entregar una fianza de 20 millones de euros, 18 de ellos destinados al pago de daños y multas.

Renault, imputada en Francia por un presunto fraude en el control de emisiones de sus motores diésel

La empresa de fabricación automovilística francesa Renault ha sido imputada en Francia por un "engaño" en los dispositivos de control de emisiones contaminantes de sus vehículos diésel.

La compañía tendrá que pagar una fianza de 20 millones de euros, 18 de los cuales se destinarán al pago de daños y multas. Además, deberá proporcionar una garantía bancaria de 60 millones de euros para afrontar posibles indemnizaciones.

La investigación del posible engaño se inició en enero de 2017 y buscaba estudiar si los instrumentos que regulan las emisiones de los coches diésel están programados para ocultar el volumen de contaminación emitida en condiciones reales de conducción. El posible fraude tiene el agravante de peligro para la salud de las personas o de los animales.

Por su parte, la compañía francesa recalcó su presunción de inocencia y negó "haber cometido la más mínima infracción". En un comunicado, ha declarado que "siempre han respetado la legislación francesa y europea".

Renault indicó en 2017, cuando se abrió dicha investigación, que no se trataba de la misma que le fue abierta a Volkswagen por el trucaje de sus emisiones en los motores diésel.

A finales de 2015, el Servicio Nacional del organismo antifraude francés había registrado varias sedes de Renault para tratar de constatar que no usaban mecanismos dirigidos a dar informaciones falsas sobre los niveles de contaminantes de sus vehículos.

Esos registros fueron motivados por los resultados obtenidos a través de varios modelos de Renault en las pruebas realizadas por la comisión oficial del Ministerio francés de Ecología. Según sus conclusiones, las cantidades de óxido de nitrógeno en condiciones reales de conducción de vehículos de modelos como el Captur y el Espace eran varias veces superiores a las obtenidas en la homologación en el laboratorio.

Ya somos 244.260