Afectados por la talidomida piden en el Congreso cambiar el protocolo clínico que determina su relación con el fármaco

Consideran que el criterio establecido para determinar los afectados reales por la talidomida en los años 50 y 60 es <i>"surrealista y sin criterio"</i>, ya que se exige el frasco que tomaron sus madres, la receta, informes médicos e historiales del hospital donde nacieron los afectados.

La Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite) ha pedido hoy en el Congreso de los Diputados que se modifique el protocolo clínico establecido por el Ministerio de Sanidad y Consumo, en colaboración con el Instituto de la Salud Carlos III, para detectar a aquellas personas que pudieran haber sido afectadas por el consumo de este fármaco en España en los años 50 y 60.

Según explicó el presidente de AVITE, José Riquelme, en declaraciones a Europa Press, durante su comparecencia hoy en la Comisión para las políticas integrales de la discapacidad del Congreso de los Diputados -a petición del Grupo Popular- recibió el apoyo de todos los grupos parlamentarios que, según Riquelme, manifestaron su intención de "no dejarles olvidados".

Entre las peticiones realizadas, Riquelme se centró en pedir que se reconduzca el actual protocolo establecido por Sanidad y que se modifiquen sus requisitos para que "por fin reciban el reconocimiento político y social que se merecen".

En este sentido, consideró que la medida establecida para determinar los afectados reales por la talidomida es "surrealista y sin criterio", ya que exigen el frasco que tomaron sus madres, la receta médica del mismo, informes médicos e historiales del hospital donde nacieron los afectados. Según destacó, "en aquella época casi nadie nacía en hospitales, así es difícil cumplir los requisitos", aseveró.

De hecho, advirtió de que el protocolo, establecido en agosto de 2006, tiene una fiabilidad del 25% y sólo se pueden acoger a él hasta el momento los afiliados a la asociación, unos 200, cuando desde este organismo prevén que los afectados en España sean unos 2.500 entre vivos y muertos. "Los familiares también cuentan, ellos también sufrieron este desastre", añadió.

Para ello, Avite también reclamó que el Ministerio de Sanidad acepte el video publicitario que elaboró la asociación para hacer que los afectados por este fármaco puedan "dejar de lado la vergüenza social" y conozcan la existencia de dicho protocolo sanitario. No obstante, Riquelme señaló que Sanidad tampoco informó de las consecuencias que tendrán los reconocidos por esa medida en caso de cumplir con lo requerido.

A pesar de todo, Riquelme agradeció que el actual Gobierno haya sido el primero en tocar este problema y a sus afectados, y confió en que sus demandas sean tenidas en cuenta en el seno de la Cámara Baja sin adquirir "color político" ante la proximidad de elecciones.

Además, pidió que también comparezcan en el seno de esta comisión los representantes de los tres laboratorios que comercializaron la talidomida en España y que, según Riquelme, todavía siguen funcionando "sin haber recibido ninguna penalización al respecto".

Del mismo modo, invitó a los diputados a participar en la cumbre internacional que tendrá lugar en Barcelona el próximo 17 de abril, en la que participarán los presidentes de las 15 asociaciones de afectados que existen en Europa.

Ya somos 197.934