El Gobierno impone una multa de un millón a Cobre las Cruces por derivar agua más allá de lo autorizado

La sanción parte de un expediente incoado en 2019 por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que determinó que la empresa había causado "daños al dominio hidráulico público".

El Gobierno impone una multa de un millón a Cobre las Cruces por derivar agua más allá de lo autorizado
Mina Cobre las Cruces. | Imagen: Europa Press.

El consejo de ministros acordó el pasado 29 de junio, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, imponer una multa de un millón de euros a la empresa Cobre las Cruces, perteneciente a la multinacional canadiense First Quantum y que explota la mina a cielo abierto de Guillena, Salteras y Gerena; en la provincia de Sevilla, por "efectuar obras, instalaciones y actividades de operación del sistema de drenaje-inyección (de aguas) y derivar aguas por un volumen superior al autorizado", según dicho acuerdo recogido por Europa Press.

Dicho acuerdo especifica que el mismo deriva de un expediente incoado en 2019 por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) por "haber derivado" la empresa aguas "por un volumen superior al que tiene autorizado, incumpliendo así las condiciones de la autorización administrativa" gracias a la cual la entidad explota la masa de aguas subterráneas Gerena-Posadas, para sus operaciones mineras.

Según la CHG, se trataría de un incumplimiento "muy grave" que ha implicado "daños al dominio público hidráulico" por valor de 608.325,41 euros, precisando que en el periodo objeto del expediente incoado, entre el 20 de octubre de 2016 y el 28 de mayo de 2018, se habría detectado un "déficit hídrico" de 1.783.595,70 metros cúbicos de agua en el mencionado acuífero, lo que implicaría un "incumplimiento" de los términos autorizados con relación al acuífero.

Desestimadas las alegaciones

En el acuerdo del consejo de ministros, que desestima todas las alegaciones de la empresa contra el procedimiento sancionador, figura que los hechos fueron objeto de unas diligencias previas por parte del Juzgado de Instrucción número uno de Sevilla, siendo tales actuaciones sobreseídas provisionalmente en enero de 2020.

Además, el acuerdo del consejo de ministros especifica que más allá de la sanción de un millón de euros impuesta a la empresa, "la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir deberá iniciar un nuevo procedimiento para exigir las responsabilidades en orden a obtener la reparación de los daños causados al dominio público y reposición de las cosas a su estado anterior", toda vez que en 2016, el consejo de ministros ya acordó imponer a la entidad una multa de 923.091 euros y la indemnización de 276.927,45 euros por daños al dominio público hidráulico de la masa de aguas subterráneas Gerena-Posadas, declarada estratégica para el consumo humano del área metropolitana de Sevilla y Aljarafe para épocas de sequía.

Ese mismo año, la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla condenó al exconsejero delegado de Cobre las Cruces Françoise Fleury; el exdirector de Minas William Thomas Willliams y la directora del área de Medio Ambiente de la entidad, Paz Cosmen, a multas por valor de 6.750 euros en cada uno de los casos y un año de cárcel cuya ejecución fue suspendida siempre que no delinquiesen durante un plazo de dos años, como autores de un delito contra el medio ambiente y otro de daños al dominio público, por la contaminación y la detracción no autorizada de agua detectadas con relación al sistema de drenaje y reinyección de agua.

Decisión recurrida

Mientras este acuerdo del consejo de ministros es susceptible de recurso potestativo o contencioso administrativo, ante el Tribunal Supremo en el último caso, fuentes de la empresa han indicado a Europa Press que la decisión gubernamental ha sido ya objeto de recurso, al no estar Cobre las Cruces "conforme" con la sanción impuesta.

A tal efecto, la empresa defiende que desde el comienzo de su proyecto minero, ha desplegado "un esfuerzo sin precedentes tanto desde el punto de vista técnico como de inversión, para responder a las condiciones extraordinariamente exigentes relacionadas con la gestión de aguas del proyecto".

"Entre otras, el sistema de drenaje y reinyección junto a una planta de tratamiento de aguas, que ha supuesto una inversión de 30 millones de euros y es una de las más innovadoras y de mayor capacidad de España; o el sistema de reutilizacion de aguas residuales procedentes de EDAR para su uso en el proceso industrial", alega la empresa, esgrimiendo además "otras innovaciones ambientales como el encapsulamiento en seco de los residuos mineros o la restauración ambiental progresiva de los terrenos".

"Nuestro compromiso es aplicar en cada caso las mejores técnicas disponibles. Para ello seguimos avanzando en el desarrollo de nuevas técnicas y la mejora de los procesos, en colaboración estrecha y transparente con las administraciones competentes", defiende Cobre las Cruces.

Ya somos 246.098