Las tarifas de telefonía móvil españolas son hasta un 21% más caras que la media europea, según un informe de Arthur D. Little

Los usuarios con un nivel de gasto medio, a partir de 30 euros al mes, pagan unas tarifas entre un 5 y un 21% por encima de la media de la UE.

Las tarifas móviles españolas son, en general, hasta un 20% más caras respecto a la media de los países que componen la Unión Europea (UE) de los 15, y sólo son más baratas en las ofertas dirigidas a los usuarios de bajo consumo, según datos proporcionados por la consultora Arthur D. Little.

Expertos de esta consultora, que hoy presentaron el Informe sobre Operadores de Telecomunicaciones en Europa, aseguraron que las estadísticas sitúan a España entre los tres países más caros de la UE en telefonía móvil, a pesar de las bajadas que las tres compañías que operan en España -Telefónica Móviles, Vodafone y Amena- han aplicado en los últimos años.

En función del operador y del plan de precios analizado, las tarifas de las compañías españolas son hasta un 21% superiores a la media europea para los usuarios de alto consumo, es decir, aquellos cuya factura es superior a los 60 euros mensuales.

Los datos manejados por Arthur D. Little y que proceden de un estudio elaborado para la Comisión Europea, constatan que los consumidores españoles con un nivel de gasto medio, a partir de 30 euros al mes, pagan unas tarifas entre un 5 y un 21% más caras en comparación con la media europea.

Los españoles sólo disfrutan de unas tarifas más bajas en términos relativos en el rango de bajo nivel de consumo, con una rebaja de entre el 6 y el 10% frente a la media de la UE.

Las tarifas móviles se han convertido en tema de discusión entre los operadores móviles y el regulador, al asegurar la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) que los precios en España son muy superiores a la media europea y reportan a los operadores unos altísimos niveles de rentabilidad.

En cambio, las compañías móviles españolas aseguran que en los últimos años han reducido sus tarifas de manera constante, con una rebaja acumulada del 31% en el último quinquenio.

El informe anual elaborado por Arthur D.Little, que hoy fue presentado a un grupo de ochenta directivos del sector español de las telecomunicaciones, también señala que el gasto mensual en telefonía fija y móvil se sitúa en 44 euros, 6 euros por debajo de la media europea, un dato que los expertos de la consultora matizan al recordar que el nivel adquisitivo de los españoles también es menor.

La quinta edición de este estudio, elaborado a partir de setenta entrevistas a operadores de telecomunicaciones de once países europeos, se ha centrado en la convergencia entre la telefonía móvil y fija.

¿Más competencia?

Esta consultora cree que el proceso de convergencia entre ambas modalidades de telefonía puede derivar en España en un aumento de la competencia y, por tanto, en una mayor presión para los precios y los márgenes de los operadores.

La convergencia entre la telefonía fija y móvil podrá llegar de diferentes maneras, y una de las más habituales será la que llevarán a cabo los operadores integrados al ofrecer paquetes de servicios con un precio único, como ya hacen las compañías de Internet que también incluyen en sus ofertas la telefonía fija.

En el caso español, los expertos calculan que en el medio plazo quedarán unas siete compañías principales que prestarán servicios convergentes.

En la actualidad, sólo Telefónica y France Telecom (a través de Wanadoo y Amena) prestan servicios fijos y móviles, puesto que Vodafone sólo ofrece telefonía móvil, y el resto de empresas, como Ono, Ya.com, Jazztel o Tele2, son de servicios fijos.

Ya somos 192.664