La UE establece una nueva regulación de IVA para el comercio electrónico

Entre las medidas están el fin de la exención del IVA a la importación de productos que no superen los 22 euros de precio y la consolidación de un único umbral común a todas las ventas a distancia.

La UE establece una nueva regulación de IVA para el comercio electrónico

La Unión Europea (UE) establece, a partir del 1 de julio de 2021, una nueva regulación del IVA para el comercio electrónico. El objetivo es el de unificar el proceso y evitar pérdidas de ingresos con respecto a las obligaciones tributarias.

Se diferencian dos cambios en dicha regulación. El primero responde a un nuevo umbral único en toda la UE. A partir de ahora, el IVA a aplicar será el del país de origen de las ventas a distancia, cuando éstas no superen un total de 10.000 anuales. A partir de esa cantidad se aplicará el IVA del país de destino.

Hasta ahora, cada Estado Miembro establecía un umbral mínimo anual, que podía establecerse entre los 35.000 euros y los 100.000. A partir de estos umbrales, las ventas efectuadas a distancia debían gravarse obligatoriamente con el IVA del país destinatario.

Por otro lado, se eliminará la exención del IVA para la venta de bienes de escaso valor, que hasta el momento declaraba exentos aquellos que tuviesen un valor igual o inferior a 22 euros. Para llevarlo a cabo, la Comunidad creará la Ventanilla Única de Importación (IOSS) que facilitará y sintetizará la declaración y el pago del IVA de forma telemática, siempre que el valor de los bienes importados no supere los 150 euros. A través de este sistema, se remitirá la tributación recaudada al Estado comunitario que corresponda.

Para que se refleje en la web de una tienda el precio final con el IVA incluido, el empresario deberá registrarse en el IOSS. De lo contrario, el cliente deberá realizar las gestiones necesarias para pagar el IVA. De esta forma, las empresas de mensajería podrán cobrar a los consumidores una tasa de "despacho adicional para recaudar este IVA y realizar los trámites necesarios en el momento de la importación de las mercancías", según ha indicado en su web la Agencia Tributaria.

La Agencia Tributaria ha advertido que "como los clientes de la UE están acostumbrados a que los precios incluyan el IVA, el pago de tasas adicionales en el momento de la importación podrían hacer que el cliente rechazara el paquete en cuestión".

Ya somos 245.054